En 1929, el editor George Macy fundó “The Limited Editions Club” (conocido como “LEC”), y con esa marca se dedicó a publicar, como su nombre lo indica, ediciones limitadas de libros clásicos con bellas y elegantes ilustraciones. Macy contrató a artistas plásticos como Matisse y Picasso, y también a fotógrafos como Edward Weston, para producir las ilustraciones de sus libros. Pero no siempre estos diseños ambiciosos se limitaban a las páginas interiores, sino que también los aplicaba en otras partes de los libros. Por ejemplo, y de manera extraordinaria, en sus lomos.

La imagen que acompaña esta nota muestra la edición realizada en 1946 de la conocida obra de Edward Gibbon, “Historia de la decadencia y caída del Imperio romano”. La obra consta de 7 tomos, y el diseño de Clarence P. Hornung captura en sus lomos la esencia del trabajo de Gibbon: columnas romanas que se van derrumbando a medida que nuestros ojos recorren la obra, del Volumen 1 al 7.

Los libros de Gibbon también incluían ilustraciones de Giovanni Battista Piranesi, un imprentero del siglo 18. Macy sostuvo que esta edición había sido “el trabajo más hercúleo de nuestra carrera”. Me atrevería a agregar que es también el más hermoso.

(Fuente: Open Culture)