En la década de 1950 la televisión era la novedad y todos deseaban tener una. Los primeros canales de televisión se instauran y con ello algunas marcas desean transmitir anuncios. Para entender mejor las situaciones que presentan los comerciales de la época, recordemos el contexto social y cultural de los países latinos como México, Argentina y Venezuela.

En la primera década de 1900 los países latinoamericanos se ven influenciados por la moda europea. En México, por ejemplo, el gobierno de Porfirio Díaz marca claramente las tendencias francesas: el ferrocarril, la moda, incluso las tendencias artísticas. Para los años 40’s y 50’s el estilo de vida que llevaban las clases privilegiadas se extiende un poco más.

De esta forma las mujeres siempre parecerán grandes señoras. Con vestidos a la pantorrilla, guantes y gafas, su ideal es la elegancia; incluso las amas de casa, por más deberes que tengan, el glamour y las amplias faldas no pueden faltar. Los hombres usan en toda ocasión trajes; un peinado impecable con suficiente ‘goma’ y zapatos brillosos indican distinción y buen gusto. ¿De dónde sacaron las tendencias? Basta con saber que eran las épocas de María Félix, de Zuly Moreno, de Marilyn Monroe y de Grace Kelly, todas actrices del cine de oro, elegantes y refinadas.

Todo este glamour era aspiración para la mujer de la época, por lo que los productos de belleza y hasta los de la cocina seguían esos estilos. Los hombres eran señores empresarios, de oficina, siempre cansados por las preocupaciones del negocio. Ambos eran felices en la sociedad, presumiendo las pertenencias y atendiendo a medias las necesidades de los hijos (era más fácil comprarle un pastelito a explicarle preguntas tontas).

Cuando vemos los comerciales de esta época surge un patrón: mezclar caricaturas con lo real. Esta era la magia de la televisión y había qué explotarlo. Eso y objetos que se movían solos era lo que capturaba la inocente atención de la audiencia.

http://www.youtube.com/watch?v=ADatOAvQhvc

En esas épocas la ciencia ficción era un tema que fascinaba a grandes y a chicos. Fue en la década de los 50’s que surgieron películas como ‘Invasores de Marte’,’ La guerra de los mundos’ y ‘La criatura del lago negro’. Pero no olvidemos la fuerte carga religiosa que vivía la sociedad pues la Guerra Mundial había fortalecido los lazos con los países observadores de la guerra. De todo esto y muchos otros datos culturales se compone la publicidad de las décadas entre 1930 y 1960, de unas buenas máscaras de elegancia y refinamiento que cubrían la realidad machista en las familias latinas.