1- En un briefing tienen que quedar respondidas cuatro preguntas, y son las siguientes:

A- ¿Cuál es el problema que enfrenta la marca?

B- ¿Cuáles son los recursos con los que cuenta el cliente?

C- ¿Cuáles son las personas de la agencia que mejor conocen el tema?

D- ¿Cuál es la solución más sencilla para ayudar al cliente?

2- En un briefing están prohibidas las palabras “creo”, “siento”, “pienso”, “sospecho” y demás. Todo argumento tiene que estar fundamentando en una teoría, en una experiencia laboral y en información actual.

3- En un briefing tienen que participar todos los que estarán involucrados en el proyecto. Si alguien falta, se rompe la cadena de valor, y sobre todo, el flujo de ideas.

4- En un briefing queda prohibido hablar sobre cuestiones ajenas al asunto. Regularmente, en México, comenzamos las juntas veinte o treinta minutos después de la hora acordada, pues el tiempo se nos va en abrazos, besos, apretones de mano y chistes.

5- En un briefing dejamos de ser amigos, hermanos, padres, esposos, jefes, líderes o dictadores. Un defecto de las empresas mexicanas, es la poca diferencia que se hace entre la pasión mercantil y la pasión familiar.

6- Un briefing no es una elección política, no es una democracia, sino una monarquía. Y el rey, el rey es el brief que llenó el cliente. Olvidemos las votaciones, las refutaciones inútiles y demás.

7- Un briefing es para eliminar información, no para multiplicarla. Si al salir de la junta salimos con un exceso de información en la cabeza, lo hemos hecho mal. Lo correcto es salir de las juntas con ideas claras.

8- Un briefing termina convirtiéndose en un brief creativo, creador, no destructivo. Y un brief creativo se traduce en acciones. Después de la junta, el equipo sabrá cuatro cosas:

A) Qué modelo social usaremos en la campaña.

B) Qué medios de comunicación usaremos.

C) Tiempos de entrega internos y externos (no eternos).

D) Responsables del proyecto.

9- Un briefing es como una llamada por radio: tenemos que esperar a que la gente termine de hablar antes de abrir la boca. En ciencia se sabe que desconocer los argumentos en su totalidad destruye las grandes ideas.

10- Un briefing cuesta dinero, es decir, tiempo. Si vamos a construir una planta nuclear, podemos estar horas y horas dialogando. Pero vamos, vamos, estamos haciendo publicidad, y la publicidad tiene que ser una actividad simplificadora, iluminativa.

Buen día, Comunidad Roastbrief.