“Si solo trabajas en cosas que te gusten y te apasionen, no deberías tener un plan maestro para ver cómo resulta todo” – Mark Zuckerberg

Cuando terminas la universidad, sales con una gran motivación para cumplir los sueños, quieres trabajar, viajar, emprender proyectos y cumplir algunos sueños. El emprendimiento de pequeñas y medianas empresas va en crecimiento, muchos factores intervienen, pero definitivamente la autoconfianza tiene mucho poder. A pesar de esto, muchos proyectos solo sobreviven los primeros dos años y después desaparecen.

Entre las razones principales, está la falta de estrategias o buena administración, y muchas veces eso se debe también a falta de experiencia. Claro, somos buenos en una rama, pero emprender un negocio no solo significa conocer el producto o servicio que ofreces, significa involucrarse en áreas administrativas, financieras, jurídicas, logísticas… por ello, es bueno tener planes antes de iniciar y la universidad será un buen aliado.

Crea contactos

Conocer a las personas de tu departamento de estudios, profesores y administrativos, es importante para crear contactos. Como personal que ayudó en tu formación profesional, aunado a que te conocen y llevan una relación mínimamente cordial, siempre estarán dispuestos a seguir dándote consejos: asesorarte en materia fiscal, ayudarte a determinar cuánto cobrar y por qué cobrar así, apoyarte en la decisión de qué sí y qué no hacer, al final de cuentas llevan más años de experiencia y siempre es bueno escuchar.

Espacios para crear

Lo de muchas empresas hoy en día es utilizar oficina virtual, trabajar en línea desde casa, restaurantes, cafés y rentar oficinas para cuando haya reuniones con clientes o proveedores.

Como egresado, la mayoría de las veces sigues teniendo acceso a los servicios como bibliotecas o espacios de estudio de la universidad, donde puedes hacer reuniones, planear proyectos y buscar información para la planeación y trabajo de tu proyecto. Es importante buscar espacios que inspiren.

Becarios y practicantes

Siempre habrá estudiantes que necesiten aprender y practicar, vincular tu empresa con el servicio de prácticas profesionales y servicio social de la universidad es buena opción para: Mayor posicionamiento de la empresa; más productividad en el trabajo ya que se cuenta con mayor personal; detallar perfiles de puesto, porque se evalúa el avance de los becarios y ayuda a detectar necesidades a cubrir en los puestos.

Emprender no es nada fácil, el que se anima a hacerlo debe tener autoconfianza, paciencia y sobre todo muchas ganas de trabajar. Los proyectos tampoco crecen solos, siempre se necesita del apoyo de otros expertos, ¿por qué buscarlos fuera si ya los conocimos en la universidad.