Durante la primera semana de junio, medios de comunicación en México anunciaban el reinicio de actividades en uno de los polos turísticos más importantes del país: Quintana Roo. Entidad donde radican puntos atractivos a nivel mundial como Cancún, Puerto Morelos, Isla Mujeres y Playa del Carmen.

En un 30% de su capacidad, los hoteles comenzaron a recibir a sus huéspedes con estrictas medidas de seguridad higiénica definidas por las autoridades sanitarias del país: constante sanitización en espacios públicos, uso de cubrebocas, incentivar la sana distancia en restaurantes, entre otros. Mientras playas y centros nocturnos permanecen cerrados.

A medida que el impacto de COVID 19 reestablece la nueva normalidad, surge una necesidad imperiosa para la industria en enfocarse por garantizar la salud y bienestar de sus clientes y empleados como prioridad.

Esto también obliga a que se construyan escenarios centrados en productos y servicios que miren más allá de los límites tradicionales, para ofrecer soluciones integrales que ayuden a construir una plataforma de resiliencia financiera, que vele por operaciones sustentables, digitalicen a la industria con enfoque a los turistas, creen modelos comerciales y operativos que se adapten al escenario post Covid y a otra cualquier coyuntura venidera.

Es justo donde una plataforma como Business 4.0 se convierte en la columna vertebral de esta transformación operativa. Por decir algunos ejemplos:

  • Uso de inteligencia artificial y analytics para el análisis de tendencias de consumo, necesidades del turista post Covid 19, inquietudes ante medidas higiénicas y actualización en tiempo real de la situación que enfrenta cada destino.
  • Deben ser flexibles a los diferentes cambios en términos de consumo, cambios en agendas de viaje, itinerarios de vuelo, tiempo de hospedaje o compra de paquetes turísticos.
  • Digitalización de todos los servicios de pago: en reservaciones, servicios de hotelería (restaurantes, bares, spas, gimnasios), renta de vehículos.
  • Inteligencia artificial, para ofrecer servicios cada vez más personalizados que ayuden a aprovechar la lealtad del cliente con el fin de reactivar la demanda.
  • Una infraestructura que garantice acceso a la información de manera segura y desde cualquier parte del mundo, a través de la nube.

El escenario continúa siendo desafiante y en este sector del turismo es necesario que las empresas realicen planteamientos constantes o rediseñen su operación de acuerdo con el reacomodo de todas las industrias. La digitalización, sin duda, facilita esta flexibilidad y respuesta al cambio.