Seguramente ya escucharon algo de lo que pasó con GameStop, Wall Street y un puñado de pubertos aventurados. Y si…