Fomentar la educación y el aprendizaje a través de la formación, reducir las reuniones o videoconferencias y fomentar las jornadas flexibles se encuentran entre las claves fundamentales para mejorar las políticas de bienestar en el entorno laboral actual

Hoy en día el área de Recursos Humanos debe centrarse en investigar, diseñar, ejecutar y medir iniciativas relacionadas con la experiencia del empleado y ver por el bienestar integral del activo más importante de las empresas, sus empleados. Es un sector que no deja de evolucionar a medida que las empresas destinan más esfuerzos para preservar (o mejorar) el bienestar y la conciliación entre sus empleados, como uno de los motores para retener el talento.

Con motivo del Día Internacional de los Recursos Humanos, que tendrá lugar el próximo 20 de mayo, Udemy -la plataforma de aprendizaje y formación online líder en el mercado- en colaboración con la instructora Cecilia Mansilla, experta en liderazgo y desarrollo personal, comparte las cinco claves que están marcando ya las políticas de bienestar en el entorno laboral actual: 

1.    Fomentar la educación a través de la formación. Crear formaciones online o encuentros que se focalicen en técnicas de bienestar pueden ayudar a fomentar la importancia de cuidarnos por dentro y por fuera. El hecho de estar centrados únicamente en nuestro trabajo acarrea en muchas ocasiones el descuido de nuestro bienestar, por lo que las formaciones orientadas a este fin ayudan a crear conciencia sobre la importancia de la salud mental y el bienestar.

2.    Reducir las reuniones y videoconferencias. Un 92% de los empleados considera improductivas las reuniones de trabajo convocadas a diario1. No cabe duda que el incremento de la cantidad de reuniones en formato digital en un altísimo porcentaje ha aumentado y, por consiguiente, la carga laboral. Una nueva práctica en auge es establecer un día sin reuniones a la semana, una acción que ayuda en el bienestar de los trabajadores. Según estudios recientes2, la productividad puede llegar a crecer hasta un 71%, con un aumento de la satisfacción del 52%.

3.    Jornadas flexibles a través del trabajo por objetivos.  En la era digital, ya no tienen sentido las jornadas laborales por horas sino por objetivos, pues es así cómo realmente se brinda flexibilidad, lo que repercute de forma positiva en el bienestar. En definitiva, al otorgar autonomía a los empleados se consigue una conciliación más efectiva y una mejor autogestión de su tiempo.

4.    Formación en liderazgo. Muchas de las personas que lideran equipos carecen de conocimientos para liderar a través de las nuevas modalidades laborales, como el trabajo híbrido (presencial y a distancia) y el trabajo en remoto. Es por esto que la formación sobre liderazgo es clave para brindar a los empleados las herramientas y conocimientos adecuados para gestionar de forma más eficiente el tiempo de sus equipos. Además, promueve una mejor experiencia para los empleados y una cultura laboral más saludable.

5.    La importancia del ejercicio físico. La relación positiva que existe entre la práctica de ejercicio físico y el bienestar es indudable. Algunas organizaciones están ofreciendo asignaciones mensuales para que los empleados puedan invertir en su bienestar físico, como por ejemplo, membresía a un gimnasio, participación en eventos deportivos o en formaciones sobre estilos de vida saludables.

El bienestar es hoy un tema que no pasa por alto en ninguna organización. Tras el impacto de la pandemia, todas las empresas están a la búsqueda de cuál va a ser su nuevo modelo de trabajo y afrontan retos como el conocido ‘burnout’ o agotamiento físico y mental en el trabajo. Es por ello que cada vez son más las organizaciones que apuestan por implementar diferentes iniciativas para promover y mantener el bienestar de sus empleados, declara Cecilia Mansilla.

También te puede interesar: Startups: una opción laboral altamente flexible para el desarrollo de las mamás profesionistas