250 papeles de seda, 120 cajas y 360 etiquetas. Ese es el contenido que hasta el próximo 14 de mayo todavía se puede descubrir en la exposición “Frutas de Diseño”, comisariada por el estudio de diseño El vivero y producida por el espacio madrileño CentroCentro. Se trata de un proyecto de investigación, documentación y recuperación de la gráfica de las marcas de fruta que han formado parte de nuestras vidas desde finales de los años 50 hasta ahora.

No obstante, las cifras mencionadas son solo una selección de un volumen que desde el estudio apuntan es cuatro veces mayor. Se trata, según explica, de “un archivo abierto que reúne muestras recogidas durante años en fruterías de barrio, a los que se han sumado ejemplares provenientes de coleccionistas, visitas a mercados centrales, imprentas, fábricas de cajas y comercializadoras de frutas”. El objetivo es acercar al público los diseños creados en nuestro país, unos diseños populares que se han ido actualizando inadvertidamente.

Personas y empresas involucradas en Frutas de Diseño

Tal y como apuntan Florencia Grassi y Leandro Lattes, responsables de la exposición, la imagen que envuelve las frutas es parte de la gráfica cotidiana de los consumidores de España y de Europa. Y es que el uso de marcas comerciales y la costumbre de envolver las frutas se mantienen desde hace más de 100 años. Muchas de estas marcas surgen en empresas familiares que nombraron sus productos apostando por la cercanía y la libertad. Así, los diseños de Delirio, Fantasía, Fetiche, La Deseada, Solita, La Soculente, Pillín, Pirulí, Top, son algunos de los que se podrán ver en esta propuesta cultural.

El principal objetivo de tan destacados nombres no era otro que llamar la atención, diferenciarse y destacar entre muchas otras frutas. Muchos de estos nombres proceden, según indican desde El vivero, de la época dorada de la exposición de cítricos entre 1920 y 1930. Mientras algunas marcas permanecen en manos de empresas familiares, otras han pasado a formar parte de grandes comercializadoras.

La exposición “Frutas de Diseño” pretende rendir un homenaje a todos aquellos diseñadores, creativos y profesionales de imprenta, muchos locales y anónimos, responsables de estas pequeñas obras de diseño. El estudio pone en valor la calidad de impresión y diseño de los papeles de seda españoles, marcados por “la densidad de colores intensos y metalizados, a veces con hasta cinco tintas sobre papeles muy finos que resisten al manipulado sobre las frutas y que llegan intactos hasta el consumidor«.

Junto a los papeles de seda y las pegatinas, la exposición también incluye cajas y embalajes que reflejan la presentación de las frutas. Al igual que los otros formatos, las tablillas laterales de las cajas buscaba su visibilidad y consideración en fruterías y mercados. Se trata, en este caso, de diseños que han tratado de transmitir la sensación de un producto orgánico, con imperfecciones que los dotan de un encanto único.

Ficha técnica

  • Diseño y comisariado: Florencia Grassi y Leandro Lattes, El vivero
  • Coordinación y producción: CentroCentro
  • Montaje: Artec Exposiciones
  • Fotografía de la exposición: Lukasz Michalak
  • Papeles de seda y etiquetas adhesivas: ejemplares de El vivero y cortesía de Alfredo Masip, Carles Iranzo, Miguel Sánchez, Nebot Lucas, Naranjas Samel y Naranjas Torres.
  • Etiquetas naranjeras, cortesía de: Tomás Viana; y de Alfredo Masip, Carles Iranzo y Miguel Sánchez
  • Clichés de flexografía, cortesía de: Timbrado Burrianense.
  • Tablillas y cajas, cortesía de: Envases Fenollosa; Federación española del envase de madera y sus componentes, FEDEMCO; Mercamadrid, Mercavalencia, y fruterías de barrio.

También te puede interesar: Artcrypted Gallery: la galería de cripto arte mexicana más exitosa dentro de Binance NFT