En estos tiempos de transformación digital, las empresas enfrentan desafíos diarios para aumentar su productividad y rentabilidad. Con este panorama, la migración a nuevas aplicaciones en internet puede traer beneficios, como la privacidad de los datos y la reducción de costos.

El software en la nube, que se ha convertido en la mejor opción para todas las empresas que, sin importar su tamaño y sector, quieran implementar iniciativas de trabajo remoto, reducir sus costos y darles continuidad a sus negocios. Según la consultora Gartner, utilizar aplicaciones como servicios a través de internet es un factor clave para la transformación, al punto que más del 87% de las compañías en el mundo aceleraron sus estrategias de migración a la nube en 2021.

En este caso, el software empresarial sigue el mismo modelo de un servicio público. Los usuarios solo deben tener un equipo con acceso a internet (conocido como ‘la nube’) para poder acceder a las herramientas que necesitan para realizar sus actividades. La empresa no debe tener centros de datos ni servidores para ‘almacenar’ las aplicaciones, y solo paga por el número de personas que efectivamente las usaron.

Migrar a la nube representa ventajas competitivas, que van desde el cambio profundo en la forma como se adquiere el software o la reducción en equipos internos de soporte para TI, hasta la posibilidad de que el trabajador acceda a los recursos de la empresa cuando y donde los necesite. Estas soluciones además potencializan la productividad, la seguridad de la información y la disponibilidad, de forma directa, afirmó Vijay Sundaram, Director de Estrategia Global de Zoho.

De acuerdo con Sundaram, existen diversos beneficios de utilizar estas herramientas, entre las cuales se destacan:

Flexibilidad y ahorro. Las empresas ya no deben realizar grandes inversiones en adquirir complejos paquetes software que, en muchos casos, se desaprovecha. Solo pagan por el número de usuarios o aplicaciones que necesitan: si deben ampliar su nómina para atender una temporada, simplemente pagan por las licencias adicionales, por el tiempo que piensan utilizarlas.

Alta disponibilidad. Los usuarios pueden utilizar las herramientas en la nube desde que lo adquieren, sin requerir instalaciones por parte del equipo de soporte. El empleado simplemente ingresa a las aplicaciones desde cualquier navegador web -en su computadora o celular- y siempre tiene acceso a las versiones más recientes, sin detener sus actividades para hacer actualizaciones ni realizar pagos extra.

Colaboración real. Los diferentes equipos de trabajo pueden trabajar sobre los mismos documentos o archivos, incluso si están en países distintos, lo que reduce los reprocesos y permite llevar un historial detallado de los aportes de cada persona. Las soluciones más avanzadas, como Workplace de Zoho, además integran y unifican funcionalidades para mejorar la comunicación. Por ejemplo, desde un archivo de texto es posible comenzar reuniones por chat o videoconferencia rápidamente para acelerar su realización.

Inteligencia Artificial (IA). En el caso de Zoho, todo nuestro ecosistema de soluciones en la nube utiliza su propio motor de IA, llamado Zia, para crear información contextual que ayude a los negocios a identificar oportunidades, mejorar las comunicaciones con los clientes y automatizar las funciones repetitivas fácilmente, entre otras funciones. Al final del día, las empresas elevan la productividad y reducen las posibilidades de fallos, sin invertir en soluciones adicionales.

Seguridad y privacidad. Los prestadores de servicios en la nube destinan grandes recursos para garantizar la seguridad de los datos de sus usuarios, con equipos que monitorean la red en busca de amenazas. Así mismo, cuentan con enormes centros de datos redundantes para evitar la pérdida de información ante desastres naturales. Para Zoho, la privacidad de los datos es una prioridad al punto que cumplimos con todas las normas GDPR, de la Unión Europea, para respaldar ese compromiso.

La migración a la nube no solo ayuda a que cualquier compañía sea más competitiva en el mercado, sino que le brinda a su equipo de TI más agilidad para ofrecer un mejor servicio a sus usuarios. Además, reduce costos y alinea su negocio para responder rápidamente a los cambios en el mercado.

Eso sí, todo debe comenzar por buscar aliados tecnológicos de confianza que provean el soporte para hacer esta migración, mantener las actualizaciones y vigilar los entornos de este servicio.