Todavía hay jefes que llaman todos los días (a veces mañana y tarde) porque se creen que así las cosas pueden mejorar.

 – ¿Que has vendido hoy?

  • ¿Cómo va el proyecto?
  • ¿Qué vais a hacer?

 Todos los días… 🙆‍♂

 Esta lacra la he visto desde jefes de equipo con su comerciales, clientes con sus proveedores hasta Fondos de inversión o accionistas con el Director General de turno.

Se creen que por “apretar” y llamar o pedir reportes e informes todos los días se va a vender más o el proyecto va a salir mejor…

Pues todo lo contrario. Generas tensión, miedo, hartazgo… desmotivación.

Y el problema es que se puede transmitir a las siguientes cadenas de mando y entrar todos en ese micro management que no nos permite avanzar

Porque en el fondo, los que la practican, tienen una clara falta de confianza en sí mismos. El problema son ellos. Son inseguros. Y con esta forma de actuar bajan su inseguridad a los equipos.

 Y lo peor es que en vez de tener al equipo preocupado por lo importante (por vender, por el proyecto…) estan como “pollo sin cabeza” preparándose para reportar, para informar…

Un #lider tiene que dar espacio a su equipo, tiene que generar confianza y tiene que estar pendiente para dotarles de los recursos necesarios.

Atosigar y llamar todos los días es lo fácil. Y encima si las cosas van mal me cabreo y amenazo…

No, no…

Genera confianza, deja hacer y si las cosas van mal “arremángate”, estate con el equipo, ve a ver al cliente y mira en qué los puedes ayudar.

Más que Micro management es Anti management

El negocio no está en el reporte está en el cliente.

El diablo no está en los detalles, esta en los “micro” detalles.

Por Pablo Gutierrez Merelles – Director de Retail en Orange España.