Hasta hace poco solo empresas con mucho presupuesto podían “darse el lujo” de tener un área de formación profesional, pero hoy, el desarrollo y la actualización constante tiene un rol clave en el cumplimiento de las metas de las organizaciones.

El mundo cambia, la tecnología avanza minuto a minuto y la única forma de mantenerse relevante y competitivo en un mercado tan acelerado como en el que vivimos, es a través de la capacitación constante de todas las personas que componen una empresa, ya que esto garantizará que estarán preparados para los retos que se presentan en el mundo de los negocios.

Por ello, en un mundo flexible y ágil como el de hoy, el puesto de Chief Learning Officer es cada vez más importante dentro de las compañías.

Un Chief Learning Officer es aquella persona responsable de las iniciativas de aprendizaje en la organización y que tiene como responsabilidad identificar oportunidades de formación en los colaboradores desde dos perspectivas: upskilling –optimizar o perfeccionar una habilidad adquirida– y reskilling, es decir, el aprendizaje de una habilidad nueva para un cambio de rol.

Hoy, las empresas no se pueden dar el lujo de no tener un Chief Learning Officer, ya que la formación ha dejado de ser parte del área de recursos humanos y se ha convertido en un pilar fundamental para cualquier negocio que quiera prosperar en un mundo tan cambiante como en el que vivimos, asegura, Melissa Daimler, Chief Learning Officer de Udemy.

El propósito mayor de estos responsables de aprendizaje organizacional es asegurarse de que las personas cuenten con las habilidades necesarias para desempeñarse eficientemente en sus puestos y, a su vez, prepararlas para nuevas oportunidades, con relación a las oportunidades de la empresa y las necesidades del mercado.

Hoy, estos profesionales están demostrando que la educación ya no solo es una parte del área de recursos humanos, sino que es una parte fundamental para que los negocios prosperen.

Si bien no es requisito que este perfil se cubra con egresados de cierta licenciatura, las empresas deben poner foco en la experiencia profesional de la persona y en sus certificaciones. Para encontrar a alguien que cubra esta vacante exitosamente, en esta nueva era vale más una certificación de diseño instruccional de contenidos educativos que una maestría en recursos humanos.

Este perfil de profesional primero tiene que demostrar que está comprometido con su propio desarrollo, que se mantiene actualizado y que aprende de forma constante, lo que aseguraría que está preparado y conoce las últimas tendencias y recursos digitales.

Un Chief Learning Officer debe ser capaz de gestionar grandes presupuestos y de administrarlos de manera eficaz en un buen plan de trabajo diseñado con base en las necesidades reales del negocio.

Lo ideal es que esta persona haya atravesado diferentes roles dentro de alguna organización para que comprenda a detalle su funcionamiento y pueda entender las necesidades de capacitación con relación a las de la organización.

Las principales funciones de un Chief Learning Officer son:

  • Identificar las necesidades organizacionales de formación basadas en lo que necesita el mercado, las oportunidades de desarrollo internas y los desafíos identificados dentro de la organización.
  • Crear un plan a mediano y largo plazo en el que no sólo se planifiquen experiencias de aprendizaje momentáneas sino que tengan un correlato con las posibilidades de desarrollo individuales de cada colaborador, al mismo tiempo que estén alineadas con las expectativas de crecimiento organizacionales.
  • Facilitar el trabajo diario de las personas y prepararlas para su próxima posición. Esto se logra al analizar y conocer cada perfil de puesto dentro de la organización, ya que de esta manera se puede asegurar un mayor impacto con las soluciones que se implementen y se promueve el crecimiento y la educación constante en la empresa.
  • Crear, ajustar, y evaluar los planes de capacitación anuales. Gestionar los presupuestos, proveedores, equipos y recursos necesarios para lograr las metas definidas para el área.

Es importante recordar que un Chief Learning Officer no es un profesional que resuelve cualquier circunstancia con un curso de capacitación, porque si bien hay cuestiones que sí pueden corregirse, mejorarse y prevenirse con formación, hay muchas otras que requieren otro tipo de soluciones.

Por ello, es muy importante que esta persona tenga la capacidad de identificar la causa del problema y, en consecuencia, proponer la solución adecuada. De ahí que un Chief Learning Officer es un perfil que debe tener habilidades consultivas para ser capaz de detectar lo que se necesita al interior.

Y para ello, necesita ser capaz de tomar decisiones basadas en datos, por lo que debe estar preparado para trabajar con analíticas de aprendizaje (learning analytics), además de estar al tanto de las últimas tendencias en edtech, lo que implica que conozca las nuevas herramientas que día a día se desarrollan y permiten crear experiencias de aprendizaje más innovadoras. Esto siempre bajo la mirada de la diversidad, equidad e inclusión, porque los recursos que se creen deben ser accesibles a todas las personas.

Por: Cecilia Mansilla, experta en desarrollo profesional e instructor de  Udemy