Siempre pensé que la expresión “S.O.S.” había tenido su origen en catástrofes marítimas, y que significaba “Save Our Souls” o “Save Our Ship” (“Salven nuestras almas”, “Salven nuestra nave”) y así lo comenté cada vez que pude para hacerme el inteligente. Pero no. Resulta que esas interpretaciones son lo que en inglés se conoce como “backronyms”, es decir, acrónimos que se forman con retroactividad. Las letras, en realidad, no significan nada. Es más, ni siquiera se supone que sean letras.

Es un código Morse continuo de tres puntos, tres rayas y tres puntos (…—…). Como los tres puntos forman la letra S y las rayas forman la O en el código internacional Morse, la señal empezó a ser llamada SOS. Esa conexión hizo que las letras formen una señal que ya no tiene que ver con la clave Morse, y hasta son escritas por cualquiera que necesita ayuda. ¿Por qué, entonces, usar esa cadena de puntos y rayas si no significan nada? 

Cuando a fines del siglo 19 los barcos incorporaron máquinas de radiotelegrafía, los marineros que se encontraban en peligro necesitaban llamar la atención y pedir ayuda, a través de una señal que se pudiera transmitir clara y rápidamente, y que no se confundiera con otras señales. Al principio, cada país y cada organización tenía su propia señal: los EE.UU. usaban “NC”, la empresa de telégrafos Marconi usaba “CQD”, los alemanes usaban “…—…”. Pero tener múltiples señales de peligro era confuso, por lo que varios países se reunieron a discutir una posible unificación del código. La reunión fue en Berlín en 1906 y allí se decidió adoptar la más simple de enviar: la alemana, que entró en efecto dos años después.

El primer uso de “SOS” como señal de peligro tuvo lugar un año después, en 1909. Los operadores del barco SS Arapahoe enviaron la señal cuando a la nave se le rompió una hélice cerca de la costa de Carolina del Norte. Pero no todos adoptaron la señal tan rápido. La empresa Marconi no quería dejar de usar su código, que era “CQD”. De hecho, había operadores de Marconi a bordo del Titanic y la primera señal que mandaron cuando chocaron con el iceberg fue esa, hasta que otro operador sugirió que también usaran la nueva señal SOS.

(Fuente: Mental Floss)