El septiembre pasado, Lori March le regaló a su esposo Bob un Apple Watch como regalo por su decimoséptimo aniversario de bodas. Bob siempre se mostró reacio a gastar en sí mismo, así que cuando Lori le entregó el Apple Watch, le dijo: “Una inversión en tu salud es una inversión en nuestro futuro”.

En aquel momento, no tenía idea de lo proféticas que resultarían ser esas palabras.

Bob, que había sido atleta en la universidad y de adulto también corrió media maratones, comenzó de inmediato a investigar su nuevo Apple Watch. Abrió la app Frecuencia Cardiaca y, a pesar de estar relajado, su primera lectura mostró 127 latidos por minuto. Le pareció un valor alto, pero pensó que sería casualidad y no le dio mayor importancia.

“Pensé que era una locura”, comenta Bob. “Si hubiera estado calentando para correr o enfriando después de hacerlo, esas cifras no serían sorpresa”.

El Apple Watch en la muñeca de Bob March.
Cuando Bob March recibió su Apple Watch, notó algunas lecturas de frecuencia cardiaca preocupantes.

Más tarde ese mismo día, Bob y Lori detectaron lecturas de frecuencias cardiacas más erráticas. “Comencé a correr y empezaron a bajar, pero luego volvían a subir. Ahí es cuando me empecé a preocupar”.

La pareja observó patrones similares en los siguientes días, por lo que Lori decidió programar una cita para un examen físico de rutina.

“Imaginé que el médico iba a decirme que practique respiración, que haga yoga, que reduzca el sodio o alguna cosa por el estilo”, cuenta Bob. “En lugar de eso, diez minutos después de verme, me subió en una ambulancia directo a la sala de urgencias”.

Los médicos descubrieron un ritmo cardiaco irregular, lo que hacía que el corazón de Bob trabajara en exceso. Les explicaron que era como si hubiera estado corriendo una maratón constante durante las últimas semanas y, si no hubiera ido a hacerse el control, los resultados podrían haber sido devastadores.

Bob March es uno de los muchos usuarios del Apple Watch que han sido alertados de posibles afecciones cardiacas a través del dispositivo. Es el Mes del Corazón en Estados Unidos, y Apple anima a las personas a que se informen y tomen las riendas de su salud. Las funcionalidades del Apple Watch, como la app Frecuencia Cardiaca, las notificaciones de frecuencia cardiaca alta y baja, las notificaciones de ritmo irregular de la app ECG y las notificaciones de la condición cardiovascular, ayudan a los usuarios a saber más para así incentivarlos a dar seguimiento a su salud y tener conversaciones más enriquecedoras con sus proveedores de atención médica.

Bob y Lori March.
Bob March y su esposa Lori dan crédito al Apple Watch por alertarlos sobre la afección cardiaca de Bob.

En los días previos a recibir su Apple Watch e incluso durante la reunión con su médico, Bob se sentía bien. De acuerdo con la American Heart Association, es común que el ritmo cardiaco irregular (o arritmia) pase desapercibido, incluso en personas por lo demás sanas, ya que suele ser asintomático. Si no se trata, puede provocar afecciones graves, como un accidente cerebrovascular.1

Apple colabora con las principales instituciones de investigación para llevar a cabo una serie de estudios de salud cardiaca que todavía sigue aceptando candidatos para evaluar cómo el Apple Watch puede impulsar descubrimientos científicos aún más importantes. Entre estos se encuentran: el estudio de Apple sobre salud y movimiento, el 

La mañana del 19 de octubre de 2020, justo después de que Bob (58) fuera puesto bajo anestesia, uno de los médicos de la sala de operaciones leyó en voz alta una nota escrita por Bob. Estaba dirigida al “personal médico que está por realizar mi cirugía cardiaca”.

“Mientras estoy acostado en la cama del hospital, esperando la cirugía de hoy, me puse a pensar en lo que yo querría saber si fuera ustedes. Sepan que la persona con el corazón palpitante a la que están por operar está muy agradecida por la educación, capacitación y experiencia que cada uno de ustedes tiene”.

Y la nota sigue: “A diferencia de muchos de sus pacientes, no tenía idea de que el destino nos iba a unir hoy… Gracias de antemano por convertirme en otro de sus triunfos. ¡Vamos a ello!”.

La cirugía de Bob salió muy bien y ahora, tan sólo unos meses más tarde, ha vuelto a correr junto con su perro. Él y Lori dan crédito al Apple Watch por cambiar su futuro.

“Realmente creemos que le salvó la vida”, expresa Lori. “No hay otra forma de expresarlo”.

Bob March.
Unos meses después de su cirugía, Bob March ha vuelto a correr y se siente increíble.

Post relacionados