En el 2007, Sebastián ‘Pana’ Arrechedera y Juan Claverol salían de DDB para crear la agencia independiente Arrechedera Claverol, que pasó a ser AC y con la venta a Dentsu, se convirtió en AC Mcgarrybowen, primera agencia hispana de la red. Hace unos días anunciaron su salida tras la finalización del contrato de 5 años. Entre bromas y risas pudimos charlar con ambos acerca de lo que esperaban, hacían y planeaban  hace 14 años que iniciaron su agencia, hace 5 que decidieron venderla y ahora, al terminar un ciclo.  

Roastbrief: Hace 14 años, cuando iniciaron Arrechedera Claverol, ¿qué había en su mente? ¿Cuál era su mayor aspiración? 

Juan Claverol: Cuando estábamos en DDB, vimos una oportunidad: Vimos que había un lugar para una agencia independiente, nueva… porque había varias, pero eran ya de muchos años. Y esa oportunidad fue la que nos permitió arriesgarnos y ser una especie de punta de lanza de la nueva generación de agencias independientes.

Sebastián Arrechedera: En ese momento, por ahí del 2007, recién acababa de abrir Recreo, del Spooky.  Al toque abrimos nosotros, y después nacieron otras varias agencias más. Hubo un boom que duró, yo calculo, unos 3-4 años. Nació Made, Sparkling, (anónimo)… varias agencias de gente que estuvo en DDB. 

JC: En cuanto a nuestra aspiración, había una cosa filosófica de poder trascender: hacer muy buen trabajo y ser exitoso creativamente. Después estaba la parte práctica: tratar de pagar las quincenas, ja ja. El entrepreneur tiene un gran precio al principio.

SA: Nosotros salimos a decir a los medios que queríamos ser la agencia independiente más hot del mercado. Pero como dice Juan, primero era sobrevivir. 

Cuando la agencia nació literalmente éramos Juan y yo en el departamento de su casa con dos laptops en la piernas y pensábamos: ¿Cómo hacemos para aguantar y no tener que volver a buscar trabajo?

JC: De ahí nació nuestra filosofía: mantenernos incómodos para obligarnos a ir más allá. 

RB: ¿Cuál consideran que fue el momento en el que más incómodos se sintieron, que se dieron cuenta del reto que representa estar al frente de una agencia independiente?

JC: Anteriormente, ambos estábamos en posiciones de VP en DDB. Éramos muy jóvenes, y cuando renunciamos para abrir nuestra agencia yo me acababa de casar y Sebastián acababa de tener un hijo y como si eso fuera poco, ambos decidimos hacer este cambio tan drástico… y de golpe pasamos de recibir 500 mails y no sé cuántas llamadas por día… a que NADIE nos buscara. 

SA: Sin duda el reto más grande fue personal… decidimos salirnos de la comodidad en el momento lógicamente menos indicado. 

JC: Yo volvía de mi luna de miel, Sebastián tenía al Mateo en la incubadora y ¿por qué no?, ese fue el momento en el que ambos renunciamos. 

RB: WOW. ¿Hasta dónde eran conscientes de lo que implicaba renunciar e iniciar una agencia de cero?

JC: Probablemente no lo suficiente ja ja, pero tuvimos la suerte de que nuestras esposas trabajaban y les iba muy bien. Su éxito es lo que nos permitió aguantar mucho tiempo sin ingresos. Sin duda ellas fueron un gran respaldo. La agencia no fue solo un proyecto de nosotros dos, sino de las familias de ambos. 

RB: Evidentemente lograron superar esta ‘etapa’ y con los años lograron convertirse en la agencia independiente más hot del mercado… mínimo ante los ojos de Dentsu ¿qué pasó cuando los compraron? 

SA: Nosotros le vimos lo bueno de estar en una red y por eso decidimos dar ese paso. 

En ese momento éramos la agencia independiente más grande del país, en cuanto a premios ya habíamos sido la Agencia independiente del año, justo antes de la venta el 90% de nuestro crecimiento había sido en el área digital y la siguiente gran pregunta para nosotros era ¿qué viene ahora? ¿hacia dónde es el próximo paso?

En ese momento vimos en Dentsu la posibilidad de avanzar. No es lo mismo volver a la parte corporativa siendo un empleado más, que siendo los dueños de la agencia que están comprando y por ende los beneficiados de lo que estaba sucediendo. 

 JC: Además nosotros estábamos creciendo hacia lo digital y Dentsu tenía tecnología muy bien desarrollada con todo su background japonés. 

RB: ¿Cuál consideran que fue el mayor logro relacionado a la venta? 

JC: En mi caso particular, fue haber cumplido el sueño: Cuando estudiaba yo quería, primero, entrar a una agencia de publicidad, después trabajar en una agencia grande, crecer en una multinacional, poner mi agencia y asociarme con un partner internacional. Para mí, ese era el ciclo completo. Y aquí estamos. 

Por otro lado, me gustó mucho el camino, poder recorrerlo con tantos contactos que se convirtieron en amigos, muchos de ellos sé que se quedan para toda la vida…. Esos son mis 2 grandes logros, y abarcan bien la parte profesional y la humana. 

SA: Yo concuerdo mucho con Juan. Desde el principio ambos tomamos la decisión de aventarnos a hacer las cosas y sobretodo, hacerlas bien. Desde el inicio sabíamos que teníamos 5 años. Cuando eres emprendedor nunca se te van las ganas de emprender y hacer otra cosa, pero nos tomamos el tiempo necesario para ponerle todo nuestro cariño a nuestra agencia y dejarla con la gente adecuada: quien queda a cargo de la Vicepresidencia de Cuentas lleva con nosotros 13 años, prácticamente desde que la agencia inició. Mucho del Top Management que queda, quienes van a llevar adelante a nuestros clientes -que también llevan muchísimos años con nosotros-, es nuestra gente. Sabemos que hemos quedado bien con ellos, con nuestros clientes y con nuestros socios comerciales. Para mí esa es una de las mayores satisfacciones y un gran logro.

RB: Entiendo que su salida estaba planeada desde un principio… 

SA: Estaba muy claro, desde que firmamos el contrato entendíamos que el deal era por 5 años. Y como lo sabíamos desde el inicio, fuimos generando un plan de empowerment al cuerpo directivo para que pudiera irse haciendo cargo de la agencia. Fue algo consensuado, pensado y analizado. Sabíamos que esto tenía fecha de caducidad, que iba a llegar el día… y pues llegó. 

RB: ¿Qué tan complejo fue para ustedes tomar esta decisión? 

JC: Cuando empiezas a hablar de años, 10 es mucho y 2 son pocos. 5 fue el acuerdo que funcionaba bien para ambas partes. Si aceptas menos de 5 a lo mejor dejas a la agencia muy frágil y más de 5 quizá te saturas. Me parece que fue un buen trato. Llegamos en un muy buen momento… en mi caso particular, si hubieran sido más, no sé si hubiera seguido con la misma motivación. 

RB: La pregunta del millón: ¿Qué viene ahora? 

SA: Somos gente inquieta que nunca se va a quedar tomando el sol. Es lo que podemos decir por ahora. En este momento estamos enfocados en comunicar la salida y preferimos no hablar de siguientes pasos. 

JC: Más que nada por respeto a la situación, y al momento. Hay que darle tiempo a que las cosas avancen. Ambos tenemos planes y muchas ideas… pero por lo pronto, son ideas.

SA: Como dice Juan, es por respeto a la relación que estamos terminando. Nos parece importante concluir con este proceso, despedirnos, y ya luego platicar de qué sigue…

JC: Sebastián y yo hemos hecho muchas cosas juntos, somos íntimos hermanos para siempre y después de 14 años nos seguimos llevando tan bien como el primer día.

Somos un buen matrimonio: Yo no puedo divorciarme de Sebastián y luego luego empezar a salir con alguien más ja ja

RB: Después de este precioso matrimonio de 14 años ja ja, ¿con qué se quedan?

SA: Lo que me llevo, es algo que me enseñó Juan: Echar pa’delante, creyéndotela. Desde el momento que abrimos la agencia nunca dudó de que íbamos a lograrlo y que íbamos a romperla en grande. Lo que le aprendí a mi socio es nunca hacerme chiquito, aún cuando las situaciones fueran adversas. Juan me permitió soñar en grande. Soñamos con ganar un León en Cannes, con ser la mejor agencia independiente de México, con vender la agencia… Todo eso nos lo propusimos y lo hicimos sin achicopalarnos, sabiendo que sí se podía. 

JC: Yo también aprendí un montón de cosas de ti <3 …pero me quedo con lo que sucedió estos días: es impresionante la cantidad de mensajes de gente que pasó por la agencia y nos dijo que de una manera u otra, la habíamos ayudado a crecer. Muchas cosas bien lindas de agradecimiento. Obviamente nos hemos equivocado en mil cosas pero me gusta mucho, y me hizo muy feliz y al Pana también, todas las muestras de agradecimiento que hemos recibido. 

SA: O sea yo nunca había tenido un post con 800 comentarios ja ja… con que así se siente. Y además, cada uno de ellos era para tirar buena onda.  

RB: Para cerrar, ¿qué consejo le darían a alguien que está pensando en renunciar a su trabajo, poner su agencia, o simplemente emprender? ¿Qué consejo les hubiera gustado recibir a ustedes… 14 años atrás?

JC: Sueña en grande y actúa en corto. Ten un sueño muy grande pero ve paso a paso. Todo es posible. Lo importante es no volverse loco. Cuando uno como Entrepreneur se vuelve loco y se quiere acelerar es cuando choca con la pared y se rompe. Entonces: Soñar en grande y todos los días actuar en pequeño para llegar a esa grandeza. 

SA: ¿Yo qué les diría? Que les van a decir locos por emprender en COVID, pero la realidad es que no existe el momento preciso. 

Las condiciones nunca van a estar dadas para hacer ‘eso’ que quieres hacer, entonces no te esperes. Tú estás listo o no estás listo. Si te sientes listo, ve y hazlo. Si por alguna razón dentro de ti sientes que no, te va a ir mal. Pero que sea dentro de ti y no externo. No por la economía, no porque tal problema. 

De nuevo, el peor momento para emprender sería recién casado y con el hijo en la incubadora… pero pues míranos. 

Y si me encontrara a mí mismo 14 años antes, me diría que invierta en Bitcoins. 

JC: JA JA. Hace 14 años yo le dije que no lo hiciera… pero pues míranos. Ja ja. 

SA: Pues míranos. Ja ja.