Este año ha sido complicado para todos: seguramente has escuchado muchas historias de marcas a las que les han congelado presupuestos, de agencias que trabajan más y cobran menos, de negocios que han tenido que cerrar… de una crisis en todos los sentidos posibles. Sin embargo, de la crisis también nacen soluciones, respuestas y nuevas ideas.

En plena pandemia, nació Delirio & Twain, un modelo híbrido entre consultoría y agencia, centrado en facilitar la integración del pensamiento creativo.

Platicamos con Eva Santos, quien junto a Mauricio Rocha, lanzaron Delirio & Twain. Eva era Directora General Creativa de Proximity España y Chief Creative Officer de Proximity Worldwide cuando decidió dejar la red, después de 18 años de ser parte.

¿Cuál es el mayor aprendizaje que adquiriste tras estar dirigiendo Proximity por tantos años?

La importancia de la resilencia y la tenacidad en la vida en general y en esta profesión en particular. Cuando te dedicas a la creatividad lidias cada día con el “no”. “No, esto es muy arriesgado”, “no, esto no se ha hecho antes”, “no, no lo veo”… No, no, no. El gran aprendizaje de estos años, ha sido aprender a surfear con el no, sin perder nunca la fuerza que se necesita para conseguir cambiarlo por un sí.

¿Bajo qué necesidad nace Delirio & Twain

La necesidad de poder aplicar mi visión con total libertad. Mi relación con Proximity no fue la típica que se tiene con una red, trabajé 18 años allí, precisamente porque se mi dio libertad para poder aplicar mi visión, pero hubo un momento que me di con el tope. Y reflexionándolo fríamente me di cuenta que el problema era que yo quería más libertad de la que ninguna red podía darme en ese momento.

¿Cuál es la historia detrás del nombre?

Delirio en latín quiere decir “salirse del surco labrado”. Nosotros nos salimos del surco labrado, tras 20 años en multinacional, decidimos montar nuestra compañía y además lo hacemos en medio de una pandemia. Con lo cual, claramente no estamos en el surco convencional. Y respecto a Twain, él fue un gran creativo y su obra demuestra para qué vale salirse del surco labrado, para crear obras emblemáticas que pasen a la historia como Tom Sawyer entre otras.
Además, Delirio es el título de una novela de Laura Restrepo, que es uno de mis libros favoritos, y Mauricio es un gran seguidor de la obra de Mark Twain.

¿Cuál fue el mayor reto de emprender en pandemia?

El mayor reto es no perder la perspectiva, hay tanto caos alrededor que cuesta no dejarse llevar por él. Para mí el gran reto ahora es construir algo relevante y flexible para adaptarse a la situación actual pero con estructura y solidez para avanzar a futuro.

¿Y la mayor ventaja?

La industria necesita modelos nuevos, y ahora, se ha dado cuenta. Hace años que se predica con el cambio pero en mi opinión, era predicar en el desierto, la industria no buscaba ese cambio. Ahora sí lo busca.

¿Dentro de una vorágine de caos, urgencias y un entorno cambiante, cómo puede alguien mantenerse creativo?

Perspectiva y sentido común. Ahora mismo no hacer nada es un riesgo mayor que hacer algo y que no salga perfecto.

La creatividad necesita de eso tipo de entornos para poder desarrollarse. Si analizamos la historia siempre ha sido así, los épocas más creativas siempre han surgido tras guerras o grandes pandemias. Hay muchos problemas complejos que resolver ahora mismo, y los problemas complejos, sólo se resuelven con creatividad.

¿Qué busca aportarle Delirio & Twain a la industria?

Una solución estructurada para integrar la creatividad, entendida desde una perspectiva holística, en las compañías. Algo con lo que llevamos predicando mucho tiempo los creativos pero que, bajo nuestro punto de vista, no estaba resuelto a nivel operativo, por eso, hemos creado una metodología propia, que permite llevar esta teoría a la práctica de una manera ágil y enfocada a la acción.