La pandemia de COVID-19 fue un acontecimiento inesperado y en México las repercusiones de la crisis sanitaria no fueron menores. El envío de trabajadores a hacer Home Office y las recomendaciones de las autoridades, cambiaron la forma de utilizar el mapa de Waze, pero no significó que dejara de ser útil. 

Hagamos un recuento de cómo vivieron la pandemia los usuarios de la app que alberga a la red de conductores más grande del mundo:

Enero – Marzo: la pandemia

El primer caso de COVID-19 en México se detectó el 27 de febrero de 2020. Desde entonces la población se puso en alerta y las autoridades recomendaron a la gente quedarse en casa.

Waze habilitó un sitio web con información oficial y datos sobre el coronavirus y comenzó a trabajar con los voluntarios de edición de mapas y autoridades para mantener a los usuarios informados sobre cierres de vialidades y ubicaciones de centros de pruebas diagnósticas.

Abril – Junio: calles vacías por la COVID-19

Decretado el semáforo rojo, se vio una disminución muy notable en el flujo vehicular. Cifras de Waze indicaban que el número de kilómetros recorridos por parte de sus usuarios había caído hasta 88% en mayo.

En la Ciudad de México, los usuarios recorrieron 74% y 76% menos distancia que al inicio del año. En Puebla se registraron 71% menos kilómetros recorridos; en Cuernavaca la reducción de kilómetros recorridos fue de entre 83% y 88%, incluso en días feriados. Monterrey (76%), Guadalajara (68%) y Querétaro (70%) también vieron sus kilómetros drásticamente reducidos.

Julio – Septiembre: el regreso gradual a las calles

Una vez que se llegó a semáforo naranja, los conductores comenzaron a retomar algunas actividades y a salir a las calles.

Monterrey registró una disminución de kilómetros recorridos de 45%, que anteriormente había sido de 76%. Guadalajara disminuyó su reducción de kilómetros de 68% en mayo a 30% en julio. Querétaro tuvo una reducción de kilómetros en Waze de 37% en la ‘nueva normalidad’, que antes había sido de hasta 70%. La Ciudad de México, que reportaba 76% menos kilómetros recorridos por sus usuarios, pasó a 53% para julio.

Octubre – Diciembre: la ‘nueva normalidad’

Con la gente nuevamente en las vialidades, Waze lanzó nuevas herramientas como la función de guardar tu ruta en Live Map y Notification Angels, que notifica al usuario cuando el tráfico comienza a incrementarse en una ruta que toma de forma frecuente.

También puso énfasis en la detección de clínicas y centros de diagnóstico, así como negocios con servicio Pick & Collect, que consiste en adquirir los productos en línea y acudir a recogerlos sin descender del automóvil.

Waze generó alianzas con el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea, para ubicar los principales bancos de sangre y fomentar las donaciones; y una campaña para darle visibilidad en el mapa a las Pymes que vieron afectadas sus ventas durante la pandemia.

El 2020 será un año que pocos olvidarán, pero la colaboración entre usuarios, editores  voluntarios y colaboradores de Waze hizo que el mapa se convirtiera en una herramienta útil para las personas en momentos complicados, más allá de solo indicar como llegar del ‘Punto A’ al ‘Punto B’.