En la difícil situación que estamos atravesando, con la gente que tiene que quedarse en casa, los bancos de sangre están experimentando una severa disminución en sus inventarios. Y todo en un momento en que la gente más necesita sangre. Por lo tanto, creamos una campaña impactante para llamar la atención de las personas y volver a poner el tema en evidencia.

El Good Blood Club está experimentando bajos inventarios debido a la pandemia. Las personas se quedan en cuarentena y solo salen de sus hogares por asuntos urgentes, como ir al supermercado o a la farmacia. Necesitábamos una campaña para motivar a las personas a hacer algo más que también sea urgente: donar sangre para ayudar a las personas.   Leo Burnett Brasil creó una campaña con la idea de mostrar que, en nuestra vida cotidiana, a menudo desperdiciamos oportunidades para salvar vidas al donar sangre. Demostramos que las personas ya “dan” sangre en situaciones cotidianas, como rascarse una rodilla mientras andan en patineta, ser picados por un mosquito, recibir pequeños cortes en la cocina o incluso con un corte de papel. Entonces, ¿por qué no daríamos sangre a los más necesitados? Especialmente en estos tiempos críticos.