Pocas veces en la industria del deporte (y en cualquier otro ramo), una franquicia nueva logra alcanzar el éxito con una velocidad tan rápida y sólida como Los Ángeles Football Club (LAFC), equipo de futbol que se fundó en el año 2014, tras la desaparición de Chivas USA. A pesar de ello, la escuadra angelina no hizo su debut de manera inmediata, sino hasta cuatro años después, pues disputó su primer encuentro en la Major League Soccer (MLS) el 4 de marzo del 2018.

Durante este lapso de cuatro años, los directivos de LAFC comenzaron a darle forma a su ambicioso proyecto, el cual tuvo varios puntos clave que señalamos a continuación:

  1. Estrategia de marketing: desde que Rich Osorio, vicepresidente ejecutivo de marca y comunidad del LAFC, asumió la misión de construir un equipo desde los cimientos, sin mayor certeza alguna que el nombre que tendría, supo que, más que un equipo de fútbol, quería construir una nueva experiencia para los fanáticos de este deporte. Para lograrlo, decidió centrarse en la comunidad latina, colocando al fanático hispano a la vanguardia de cualquier estrategia de mercado de Los Ángeles, buscando generar una conexión auténtica a través de valores compartidos.
    De este modo, en lugar de adoptar una estrategia masiva de mercado, Osorio apeló a las raíces comunitarias del equipo, con el fin de lograr una base real y sólida de fanáticos. Por ello, implementó una inusual estrategia de “calle por calle” en las comunidades locales, con el propósito de convertir a LAFC en más que un equipo, sino en una auténtica familia donde todos sintieran las mismas emociones y los mismos colores durante 90 minutos. Una familia donde cada corazón latiera a la misma velocidad con la que rueda un balón sobre el terreno de juego.
  1. Carlos Vela: para reforzar su apuesta por el mercado hispano, el club hizo una de sus mejores apuestas en agosto del 2017, cuando anunció el fichaje de su primer jugador: el mexicano Carlos Vela, una decisión que sorprendió a todos, pero que ha rendido grandes frutos, pues, desde que el equipo saltó al césped por vez primera, el ariete mexicano ha tenido grandes actuaciones que han posicionado a su equipo en lo más alto de la clasificación.
    De hecho, en la actual temporada, Vela se consagró campeón de goleo y, además, se convirtió en el máximo goleador de todos los tiempos en la MLS, lo que ha elevado, en poco más de un año, su figura a niveles legendarios, transformándose en un auténtico ídolo y referente de la afición angelina.
  1. Patrocinador: una vez estructurada la estrategia para tener una base leal de fanáticos, era indispensable garantizar que se contaría con la solvencia económica para darle vida al proyecto y garantizar su supervivencia. Así, los directivos de LAFC volvieron a hacer otra gran maniobra mercadológica, al firmar un contrato de patrocinio con YouTube, hecho sumamente innovador, pues representó el primer acuerdo de este tipo entre un equipo deportivo y una plataforma digital en Estados Unidos. Además, YouTube se hizo de los derechos de transmisión del equipo a nivel local, lo que, sin duda alguna, muestra la intención del club de adaptarse y crecer dentro del mercado digital, el cual crece cada día a pasos agigantados.

 width=

  1. Estadio: no podría existir un equipo de futbol, sin un gran estadio que albergue sus encuentros. Por eso, desde el 2014 que anunció su fundación, el club puso todo su empeño en construir un estadio que estuviera a la altura de sus aspiraciones. Así, el 18 de abril de 2018, inauguró su nueva casa: el Banc of California Stadium, el cual tuvo un costo de 350 millones de dólares y una capacidad de 22 mil asistentes. No obstante, éste no es un estadio como cualquier otro, ya que también incluye una gran plaza pública, un centro comercial, restaurantes, oficinas, una tienda del club, un museo del fútbol y un centro de conferencias y eventos, todo ello con el propósito de hacer más rica la experiencia de los aficionados y reforzar su lealtad hacia el equipo.

El emergente éxito de LAFC es un ejemplo que cualquier franquicia (sin importar su ámbito) debería seguir, ya que supieron planear y preparar con antelación su proyecto (cuatro años), para asegurarse de que iban a contar con todos los elementos y recursos necesarios para alcanzar el éxito, tanto deportiva como comercialmente.

Además, supieron diseñar una estrategia de marketing sumamente efectiva para llegar a un mercado específico, compuesto principalmente por aficionados de origen hispano o latino, quienes cada semana abarrotan las gradas del inmueble, ataviados con el tradicional negro y oro del equipo, para apoyar con cánticos y gritos desaforados.

Éste no es un hecho menor, ya que, en Estados Unidos, el futbol no es un deporte muy popular; sin embargo, los directivos del LAFC han logrado vislumbrar un futuro brillante para un deporte que está en constante expansión, creciendo cada fin de semana a un ritmo vehemente y comenzando a ser un símbolo del crecimiento imparable.