Una propuesta inesperada. El diseño del nuevo Chevrolet Malibu® dio un giro de 180°

La adquisición de un automóvil es una decisión crucial para cualquier persona, ya que no solamente realiza su compra por necesidad, también intervienen otros aspectos, principalmente estéticos y tecnológicos.

Los autos de hoy, o mejor dicho sus fabricantes, deben adaptarse a las necesidades actuales del mercado y a los avances en materia de tecnología, para ofrecer los mejores servicios disponibles en estos productos.

Ya no basta con ofrecer el mejor rendimiento y la mayor velocidad, ahora las exigencias se han transformado, los automóviles de hoy deben contar con un gran diseño interior para otorgar la mayor comodidad posible (asientos, volante, aire acondicionado), mientras que el exterior debe atraer la mirada de todos (carrocería, llantas, rines, cofre, parrilla, luces). Todo esto hace que un modelo sea superior a su competencia.

Por otra parte la evolución tecnológica y digital exige que los automóviles cuenten con sistemas que permitan una buena conectividad con los dispositivos móviles del usuario. La conectividad en autos es una tendencia en aumento.

Esto y más es lo que ofrece el nuevo Chevrolet Malibu, un auto otorga seguridad, confort, fuerza, espacio, lujo y velocidad. De manera estratégica, el producto está enfocado a un consumidor que busca cierto status; siendo diferente y marcando estilo.

Chevrolet integra es su nuevo Malibu el mejor diseño y alta tecnología. Se podría decir que busca la perfección, basados en el detalle; “Milímetro a milímetro, carrocería más ligera y refinada que mejora la aerodinámica y supera tus expectativas”.

Si hablamos de manera técnica, el nuevo Chevrolet Malibu crea una experiencia de manejo única con la mejor tecnología: Smartphone Integration, sonido Bose y el sistema de asistencia personalizada Chevrolet OnStar México.

Por todo lo anterior Chevrolet centra su mensaje en su producto, no más.