“No hay presupuesto, así que vuélate”… suelen decir algunos clientes. ¿Cuántas veces no hemos escuchado esto? ¡Es una espada de dos filos que le hace mucho daño a nuestra labor!

Vamos por partes. En primer lugar, nosotros, como agencia, tenemos una nómina con más de 130 personas, pagamos impuestos, renta, luz, agua, papelería, internet y telefonía, entre otras necesidades básicas de cualquier negocio. Nuestro personal del área de creativo y de diseño han invertido miles de horas en especializarse, en obtener la experiencia necesaria para sentarse en ese escritorio y proponer ideas que le darán resultado al cliente. Y por más que queramos, no viven del agradecimiento del jefe o del cliente. Ellos, como nosotros, tienen gastos y necesidades que cubren con el sueldo que nosotros les otorgamos en cada quincena, pues están bajo contrato. ¿Se imaginan si les dijéramos “no hay sueldo, así que te pagaré, cuando pueda, lo que crea que valga tu trabajo”… Para eso, entonces contratamos a puros freelancers. Es importante que se valoren y respeten las ideas.

En segundo lugar, es muy cómodo para los clientes lavarse las manos con este pretexto de “no hay presupuesto”, pues sabemos que sí lo hay y sólo quieren ver cuál de las tres, cuatro o cinco agencias ofrece el mejor precio (más no siempre está casado con el mejor servicio) o la excusa perfecta para decirte que ganó otra agencia (con la que posiblemente ya tenia acordada la asignación pero tenia que cumplir con su área de control interno que le obliga tener varias cotizaciones). Existen proyectos o clientes que, por su naturaleza Premium, no son baratos, entonces, no deben esperar que el presupuesto que les enviaremos cuando presentemos nuestra propuesta no concuerde con los altos estándares de su marca.

Son varias las veces que nos enteramos que X proyecto no salió como estaba esperado, debido a que la agencia ganadora prometió las joyas de la corona pero, al final, entregó “espejitos”, excusándose en que el presupuesto aprobado no fue el suficiente. Y eso, a la larga, nos daña a todos los que vivimos de esta industria.

Entiendo la necesidad del cliente de buscar el mejor costo/ beneficio en cada una de sus acciones y aún entiendo (más no apruebo) que ponga a competir a agencias para que ésta se haga cargo de sus campañas. Tengo esperanza que así como yo entiendo todo esto, ellos entiendan pronto que  un brief sin presupuesto es un riesgo, tanto para su marca, como para la existencia de la industria como la conocemos.

Muchas veces nos invitan a proyectos cuando la persona que liderea la reunión no tiene aun el visto bueno por parte de su jefe, ¿pueden creer esto?, despues de varias horas y hasta semanas te dicen que no estaba aprobado el budget. Esto no se vale.

Por último recordemos que las ideas y la creatividad no se compran por kilo.

@FerFamanía

Imagen cortesía de iStock