Punto 1: Delimita objetivos

Es como fijar tus propósitos de año nuevo mientras comes uvas, “15 libros por lo menos y 5 kilos menos en el primer bimestre”.

Para saber que se alcanzó el éxito primero hay que delimitar su concepto de forma individual. Se deben trazar metas, cualitativas y cuantitavas, ambas tienen que ser medibles. Son igual de importantes puesto que una sin la otra, es nada. Por ejemplo: una meta cuantitativa sería, para el año 2018 tener 20% de la participación total del mercado (previamente estipulado). Mientras que una cualitativa sería presentarse en el 3r lugar del top of mind del mercado meta para el segundo cuarto del año entrante.

Punto 2: Debilidades y fortalezas

Es importante hacer un análisis detallado, íntimo, realista de nuestra empresa para conocer qué sabe hacer bien y qué no.  Así se podrán utilizar las fortalezas como propulsor y las debilidades como área de oportunidad para crecimiento. Localizar nuestros defectos no es tarea fácil, podemos caer en muchos fenómenos como la miopía, y es aún más complicado localizar nuestros puntos fuertes. Estos pilares ayudarán a determinar el valor agregado como marca y/o empresa de no contar con uno, y a la vez para saber si es el correcto.

Las debilidades y fortalezas deben ser estudiadas interna y externamente para conseguir un panorama completo de la situación actual de una empresa, la cuestión es no perder detalle.

Punto 3: Especialidad

Conocer el ambiente en el que se desarrolla o desarrollará la empresa es indispensable para conseguir el éxito. Encontrar los factores de riesgo y los elementos a favor serán herramientas para el avance integro. Por ejemplo, las percepciones de los consumidores y también de los proveedores y organizaciones con las que colabora o no la empresa.

Punto 4: Perseverancia

Persiste, resiste y perdura. La constancia y perseverancia brindan un atajo al éxito. No hay práctica que no se perfeccione mediante estos elementos.

Los 4 puntos mencionados no son los únicos determinantes de éxito, pero si buscas lograrlo no dejes de tomarlos en cuenta. Esclarece, mide y ejecuta con coherencia.

AUTOR

Gabriela Herrera Leal

Comunicóloga – Publicista en proceso. Idealista, soñadora, amante de la vida, el marketing y el chocolate. Me puedes contactar en: LinkedIn: Gabriela Herrera Leal,  Talent House: Gabriela Ache.

Imagen cortesía de iStock