Muchos de nosotros no sabemos cómo vienen las ideas, pero si no las capturamos a tiempo simplemente se van y nos dejan, solos como en un principio, sin pensar en lo urgidos que estamos por encontrar la solución. Lo que no sabemos es que esa presión influye en la nueva idea que tendremos para impactar a alguien tanto como queremos.

Una vez un profesor, en clase de creatividad nos dijo: “…todos tenemos la capacidad de realizar cualquier cosa, solo que no a todos nos interesan todas ellas. Ustedes están aquí para fortalecer y ejercitar su cerebro, porque como dijo Einstein, la creatividad es solo la inteligencia divirtiéndose. Así que tomen la iniciativa y así como un gordito deja de lado la hamburguesa para hacer 30 abdominales más al día, pónganse el reto de leer, analizar, redactar, calcular, imaginar y dormir pensando en un problema; van a ver que tarde o temprano despertarán y tendrán una gran idea, eso sí, siempre tengan una libreta y un esfero con ustedes, uno no sabe en qué momento una de ellas llegue”.

Hay que estar preparados.

Si quieres o te has preguntado alguna vez cuál es la clave para crear, tan solo piensa en ello y tu cerebro te arrojará una respuesta, así podrás exponerla y contemplar los argumentos de los demás. Es interesante ver cómo una serie de argumentos y diferentes puntos de vista nos hacen replantear las ideas y opiniones.

Por eso los latinos pensamos diferente a los europeos o a los asiáticos. Somos producto de ideas, opiniones, costumbres y acentos diferentes que al unirse provocan una gran erupción de conocimientos y nos llevan a creer en diferentes formas de vida, marcando nuestra personalidad y la forma en la que procesamos la información.

Ésa quizá, es una de las problemáticas más divertidas -desde mi punto de vista- de la publicidad, saltar océanos y traspasar fronteras para descubrir un nuevo pensamiento, el resto para nosotros está en saber comunicar cualquier cosa a TODO el mundo y lograr tocar su corazón, sin limites de idioma, raza, nacionalidad o credo.

La clave de crear es descubrir. Solo descubriendo podemos ampliar nuestro espectro y nuestro punto de vista.

¡Feliz martes de descubrimientos! J

Imagen cortesía de iStock