El mercado masculino ha cambiado. El modern man mexicano está interesado en temas que se encontraban dirigidos completamente a mujeres, rompiendo con los estereotipos de género. Un modern man puede comprar una mascarilla para ojos como una modern woman puede arreglar la tubería de su casa.

La tendencia de marketing en los últimos años ha sido crear contenidos, productos o servicios de nicho, es decir, enfocarse en un pequeño grupo de personas que tienen intereses en común. El mercado masculino ha evolucionado para dejar de estar encasillado en colores oscuros, trajes, puros y relojes.

Los hombres modernos o modern man están marcando un nuevo camino para la equidad de género, dejando atrás los estereotipos. Están interesados en productos de belleza (un mercado en crecimiento), moda, cocina, vida saludable y tareas del hogar.

¿Quiénes son los modern man?

Un modern man es un hombre que investiga un producto antes de tomar la decisión de compra, principalmente en redes sociales, sitios de noticias y buscadores como Google. Los publicistas tienen una gran oportunidad en este nicho de mercado ya que el 56% piensa que la publicidad es divertida.

Los roles han cambiado, las mujeres se integran diariamente a la fuerza laboral y los hombres comienzan a asumir las mismas responsabilidades que las mujeres. El 50% realiza tareas domésticas como lavar los platos y otro 50% comparte la misma responsabilidad que su pareja en la crianza de los hijos.

Los intereses de un modern man van desde los clásicos dispositivos tecnológicos (61%) hasta el gusto por la cocina (63%) y el cuidado personal (57%). Para el 72% es importante verse bien (unos cuantos también usan man bun). No es sorprendente que la publicidad actual pueda incluir hombres en la cocina o un tratamiento para la piel sólo para el género masculino.

Fuente: Estudio Modern Man realizado por ProdigyMSN

Imagen cortesía de iStock