Falta menos de un mes para que empiece el Festival de Publicidad de Cannes, por lejos el más importante del mundo en nuestra profesión. Y tal como sucede cada año, están todos haciendo predicciones: que esta campaña va a ganarse todo, que la que va a ganar todo no es esta campaña sino aquella, que la de más allá es mejor, que este es el año de Mobile (hace por lo menos ocho años que lo vienen anunciando; alguna vez van a acertar), que hay algunos que van a ganar en varias categorías, que va a hacer calor, que se va a premiar la innovación, etc. Como se ve, estas predicciones son bastante obvias. Eso me da valor a mí, una persona notoriamente obvia, para sumarme al juego y hacer mis propias predicciones. Son 10, un número redondo. A ver quién se atreve a desmentir que todo esto va a suceder en Cannes.

  1. A los jurados les van a pedir que no revelen qué trabajos quedaron en el shortlist o ganaron Leones. Les recomendarán no tuitear ni whatsappear ni instagramear ni facebookear sus impresiones sobre su tarea de evaluación. Esta situación se manejará como si se tratara de los manejos secretos de las finanzas de la FIFA o las revelaciones de Wikileaks para los próximos 10 años.
  2. Muchos creativos de todo el mundo asistirán al evento. Todos ellos respetarán el tácito código de vestimenta de Cannes y de cualquier otro festival: anteojos negros, camisa de manga larga por afuera del pantalón y con los puños desabrochados, zapatillas con inconfundible aspecto de caras, iPhone y botella de cerveza en la mano.
  3. La gente recorrerá el Palais fingiendo interés, presenciará alguna conferencia fingiendo interés, revisará la exposición de shortlists de las diferentes categorías fingiendo interés, y charlará con colegas de todo el mundo fingiendo interés. Su único y verdadero interés consiste en la llegada de ejemplares gratuitos de la revista Archive, sobre la que todos se abalanzarán como lobos famélicos.
  4. Anunciantes de todo el mundo se maravillarán ante las más originales e innovadoras campañas, y declararán sentirse inspirados ante la brillante creatividad expuesta en las piezas ganadoras. Ya de regreso en sus respectivas oficinas, pedirán a sus agencias que titulen un anuncio con la frase “Disfrute una amplia gama de beneficios”.
  5. Los debutantes en el Festival reservarán un momento para visitar las afamadas playas de la ciudad. Será grande su desilusión al comprobar que la playa de Cannes es poco más que una vereda llena de piedritas. Optimistas, buscarán en la playa a aquellas mujeres que estén practicando la generosa y europea costumbre del topless, solo para darse cuenta de que no se trata de mujeres a las que ellos querrían ver sin corpiño; les llevará muchos años de terapia borrar esas imágenes de sus cerebros.
  6. Creativos de todo el globo se decepcionarán al no obtener Leones o no ganar la cantidad que deseaban. Volverán a sus respectivos países decididos a dedicarle más tiempo a la preparación de las piezas y, sobre todo, al vídeo de presentación del caso. Tal vez alguno decida hacer una campaña con el exclusivo propósito de participar en el Festival, pero esto es poco probable.
  7. Agencias y departamentos de marketing armarán decks con los casos más llamativos que hayan ganado en el Festival. Mostrarán conclusiones, invitarán a debatir, subirán la presentación al server y se entusiasmarán ante las posibilidades que ofrece el próximo evento. Al día siguiente, pospondrán esta iniciativa ante la urgencia por agrandar el logo en un banner.
  8. Los conferencistas brindarán una serie de frases de autoayuda creativa, las que serán reproducidas por los innumerables portales de noticias publicitarias, y también impresas y pegadas en la pared de los departamentos creativos de agencias de todo el mundo. Estas frases serán acompañadas por otras de Einstein o Steve Jobs que, en realidad, nunca fueron pensadas para la actividad publicitaria.
  9. El bar que queda enfrente del Hotel Martínez será invadido por creativos que ocuparán la vereda y la calle hasta altas horas de la madrugada. No sin tristeza, comprobarán que la cantidad de varones supera por mucho a la de mujeres. Reflexionarán acerca del carácter machista de la profesión, y sus conclusiones los llevarán a pedir otra cerveza.
  10. Algunas marcas globales ganarán premios. También lo harán marcas menores, como escuelas de artes marciales, cursos de idiomas, restaurantes étnicos y entidades de bien público, en especial con impactantes avisos de doble página en la categoría Print, que incluirán fotografías lujosas o ingeniosas ilustraciones, todo de muy cara producción. Nadie objetará la evidente contradicción.

Más de uno estará pensando que estas predicciones están plagadas de ironía, crítica y resentimiento disfrazado de humor, y que eso se debe a que su autor no estará en Cannes este año. A ellos les respondo que, desde luego, tienen razón. Bon voyage.