No hay necesidad de un diseño ostentoso en la acción de publicitar un producto,  pues como el dicho lo indica a veces “menos es más”. Basta con un diseño sencillo que contenga una idea fuera de lo común para lograr cautivar miles de consumidores o posibles consumidores.

Prueba de ello, lo demostró Carlsberg (cerveza) al colocar una espectacular valla publicitaria en una zona estratégica de Londres. Shoreditch fue el lugar elegido debido a que en la actualidad es considerado el barrio de moda de la capital  británica, donde el flujo de visitantes es bastante alto. Para ser precisos se colocó afuera de The Old Truman Brewery, que tiempo atrás fuera una fábrica de cerveza, lo que resulto muy conveniente debido al producto manejado.  Esta activación estuvo a cargo de la agencia Fold7, quienes tuvieron la maravillosa idea de proporcionar  mediante la valla cerveza gratis.  Esto causó sensación en el público en general que se encontró en el lugar, acercándose diferentes tipos de personalidades impactados por el gran regalo que Carlsberg les estaba proporcionando.

Con una simple pared pintada en los colores representativos de la marca y un expendio de cerveza, Carlsberg logro un gran alcance y posicionamiento; tanto en las personas que presenciaron esta experiencia, como las miles de personas que han visualizado esta campaña en internet, logrando viralizarla en todo el mundo.