Moverte constantemente en este medio te da la oportunidad de conocer personalidades, funciones y a tomar todo con buen humor. Quise describirlas y unas encajan mejor que otras, doy la advertencia de que es totalmente mi percepción, algo irónica mezclada con humor, nada personal ni nada real. Solo humor, además revelaré una pequeña sorpresa al final.

A continuación lo bueno y lo malo de estos personajes de las diferentes áreas que habitan en una agencia de publicidad.

Redactores 

Bueno: Poseen colecciones diversas de películas y música difíciles de encontrar en la red.
Malo: No tienen un diccionario en casa.

Arte finalistas:

Bueno: Control de comandos nivel Dios.
Malo: Padecen de síndrome del túnel carpiano.

Diseñadores gráficos:

Bueno: No necesitan dormir mucho.
Malo: Buscan inspiración en el facebook.

Directores de arte:

Bueno: Son una especie de website de referencias gráficas.
Malo: Critican absolutamente todo lo que ven.

Directores creativos:

Bueno: Siempre te están contando una película.
Malo: Sueñan todo el tiempo con ganar un león.

Cuentas:

Bueno: Poseen una tolerancia alta para no asesinar a los clientes.
Malo: Publican todos sus conflictos emocionales con el cliente en sus redes sociales.

Practicantes/traines:

Bueno: Traen esperanza a la agencia.
Malo: Muchos mueren en el camino.

Digital:

Bueno: Tienen acceso ilimitado a las redes sociales.
Malo: Usan muchos #Hashtags.

Medios:

Bueno: Reciben muchos regalos.
Malo: No los comparten.

Planners:

Bueno: Sabemos que son importantes.
Malo: No recordamos sus nombres.

Gerencia:

Bueno: Aprueban nuestros cheques.
Malo: No hablan nuestro idioma.

Esto fue lo bueno, lo malo y El Feo soy yo, que a modo de usar este espacio de colaboración, convoco al equipo creativo de mi oficina para representar gráficamente lo que acaban de leer y publicar el resultado la próxima semana. Si chicos, me pareció divertido.