Recuerdo la primera vez que me integraron a una junta con todo el equipo creativo de mi primera marca. Peloteaban el tema para la siguiente campaña y fueron largas horas sobre cómo INNOVAR. Pero ¿Qué significaba eso para una marca que ya tenía posicionamiento en el mercado por muchos años? Si ya vivía en su zona de confort y era redituable, si tenía el mayor porcentaje de venta en retail y su recordación de marca ¡pfff! la número uno en el top of mind.

El tema es que para muchos clientes el innovar aun es sinónimo de mayor inversión, mayor tiempo de planeación y arriesgar casi el 50% de la lana para el famoso “ensayo y error”. Así que las cosas en ese momento no sonaban tan alentadoras para una marca que lleva todo su record en la ecuación personas alcanzadas vs el total de la venta lograda en una semana.

¡Señores, ha llegado el momento de arriesgar! Pero que complicado para muchos de mis clientes hoy en día poner un ARRIESGAR en la mesa aunque tarde o temprano se tiene que dar el siguiente paso. El mejor panorama es que si tienes el qué, cuándo y para quién bien planteado, el cómo y el resultado están totalmente garantizados.

Hay muchas marcas en el mercado que han arriesgado, perdido, construido y ganado una posición de marca innovando, si nos vamos al número algunas de ellas probablemente no tuvieron la gran inversión y ganaron muchos fans/consumidores.

En resumen y sin descubrir el hilo negro, la ecuación ganadora es:

INNOVAR = EXPERIENCIA DE MARCA

El contacto que mantienes con tus fans/consumidores es de vital importancia. Es justo por eso que las redes sociales cobran relevancia en la construcción de campaña. Las marcas cobran vida, hablan contigo, te toman en cuenta, te apapachan, te sorprende, son confidentes y se vuelven tu mejor amigo. Voilá! tu marca sube al siguiente nivel, tenemos clientes felices, agencias felices y a un consumidor entusiasmado aunque pase mil horas formado para ser el primero en tener tu marca en su bolsillo.

Finalmente no necesitaste la gran inversión, no fue necesario inventar nuevos colores y mucho manos contratar a Godzila para que se vista con tu marca y ande por las calles con mayor afluencia en la ciudad para innovar, basta con sentarte a un lado de tu consumidor, saber todo acerca de él y sorprenderlo.

 

Imagen cortesía de iStock