*El siguiente texto contiene información sobre redacción y es responsabilidad del autor, por lo que nos deslindamos de él.

Tengan listos los tomates, porque están a punto de comenzar a leer mí distorsionada opinión.

¡Los redactores somos lo máximo! Realmente somos lo máximo. Por ejemplo, ahora mismo estoy haciendo las correcciones de una aplicación que fue creada, revisada, aprobada, vista por el cliente, nuevamente aprobada, publicada y… aún tiene faltas ortográficas. ¡Me dueles humanidad!

Hasta ahora has leído 86 palabras, no es mucho, pero es mucho más de lo que algunos escriben diariamente de su tesis.

Terminado de leer este artículo vas a:

-Ignorarlo y continuar con tu vida.

-Compartirlo en tus redes sociales porque te gusta compartir cosas chic.

-Abrir rápidamente Twitter y agregarme @lafocabebe

-Reflexionar, releer y entender el verdadero mensaje de este artículo.

144 palabras después usted sigue leyendo. Eso ya resulta halagador para mí.

Decir que los redactores somos lo máximo no tiene ningún sentido y mi opinión es poco relevante para todos, pero como ya han leído 182 palabras, me parece buena idea compartir mis razones.

Los redactores vencemos a los especialistas de SEO

El posicionamiento en buscadores impulsa un sitio web para que todos los que alguna vez abrimos la primera página de Google, podamos verla. Todo esto es muy tecnológico y está muy bien, pero si los contenidos son malos o poco llamativos, entonces ese posicionamiento no sirve de nada.

Aún estamos bendecidos con la compartición de link de página a página. Recomendar contenido en internet es muy fácil. Por ejemplo, esta página tiene un bonito botón de compartir que ahora todos juntos vamos a oprimir ¿ok? ¿Alguien? ¿Por favor?

No puedo pedir que compartan cuando ya han leído 294 palabras.

Cuando nos encontramos con buen contenido en Internet ¿Adivinen quién es el gran culpable detrás de esas palabras?

Así es… un redactor.

318 palabras después podrían comenzar a decir por qué un redactor es más importante que un diseñador gráfico. (Rogando que ningún diseñador gráfico conozca mi dirección). Pero si eres un diseñador gráfico y has llegado hasta aquí. ¡Gracias! Has leído 360 palabras.

AUTOR

Lic. en Diseño y Producción Publicitaria por UPAEP. Con talentos tan ocultos que ni ella los conoce. Copy en XY Creativity Group, Directora Editorial en Sporting Baja California, Colaboradora en Revista Golfa y en donde la inviten.

 

Imagen cortesía de iStock