Hola, de nuevo yo, y ahora quiero hablarte a ti, sí, a ti, al egresado de publicidad, comunicación, diseño, medios o “afín”… Seguro te quedaste pensando en esa palabra ¿no?, la has visto en alguna publicación, anuncio o algo parecido, pero sí, estoy seguro que la has visto en algún lado.

Seguramente ya recordaste en dónde viste la palabra, y sí, fue en esa vacante a la qué te postulaste, buscando esa chamba, la cual tú pensabas que iba a ser la que te catapultaría, a lo máximo en tu materia Estuviste esperando con ansias a que llegara ese correo junto con tu primer entrevista y de ahí tú primer empleo, pero no, éste nunca llegó, o sí, probablemente llegó, pero tres meses después ya no estás ahí, ahora te encuentras deprimido, pensando que no eres lo suficientemente bueno, que debiste haber estudiado otra cosa, que no vas a poder encontrar trabajo, o mil razones más, con las cuales puedas tener un pretexto para justificar, el hecho de que estás acostado en tu cama, viendo series, películas o divagando en la internet, sin hacer nada de provecho.

De algo estoy seguro, así no llegarás muy lejos, vamos quítate esa mentalidad, que así no es como se trabaja en este medio, y tú estarás pensando “ ¿y tú quién eres para decirme eso?”, puede ser que yo era alguien como tú, que pensó que no iba por  buen camino, a lo mejor soy un desempleado que solo escribe sin saber, o probablemente soy esa persona que está buscando esa oportunidad de empleo como loco, apasionado, amante de lo que hace.

Alguien antes de regresar al DF, me dijo: “Hugo, se vale equivocarse, pero lo que no se vale es rendirse” y esa frase tiene mucho de cierto; rendirse no debe de estar en nuestros vocabularios, tenemos que luchar por lo que nos gusta hacer, no debemos caernos  con el primer no, si no al contrario hay que buscar más, hasta que llegue ese día, en el cual, estarás entrando a la agencia que querías, estarás colaborando con esa persona que siempre fue tu modelo a seguir.

Sé que este medio no es fácil, hay que estar trabajando día a día para poder conseguir ese empleo, pero el chiste está en trabajar, desde tu casa, puedes hacer lo que te gusta, así que no vale decir “no hago nada porque no tengo trabajo”,  hay mucho por hacer, sólo es cuestión de que lo quieras, así que deja de llorar y sigue intentándolo.

Autor

Hugo Ayala

Copy, amante y practicante del fútbol. En busca de ese empleo soñado.

Siempre hay momento para degustar una cerveza de barril.

Imagen cortesía de iStock