La campaña de Coca-Cola que consistió en colocar nombres personalizados a sus latas y envases de 600 mls., ha sido todo un éxito en nuestro país. Muestra de ello es el nuevo lanzamiento de nombres que ahora complementan un total de 488 versiones. Y es que mucho se llevaban una decepción al no encontrar sus nombres plasmados en las latas rojas de la marca.

Para los que no hallaron sus nombres y no pudieron ir a uno de los centros de impresión, ahora existe una segunda oportunidad. La compañía ha lanzado un nuevo catálogo de nombres para sus versiones tradicional, Light y Zero, en los que se incluyen diminutivos y apodos más comunes en México como: Karla, Caro, Francisco, Mauricio, Chava, Toño y Santi.

La intención de la marca (además de claramente aumentar las ventas) no es sólo que las personas busquen su nombre en lo envases, sino que encuentren el de una persona especial para ellos y lo obsequie. Así que siempre podrán hacer uso de los títulos genéricos como: mamá, papá, tu hermana, tu hermano, tu novia y tu novio.

Cabe recordar que esta campaña surgió en Australia en 2011 y ha sido un éxito en cada uno de los 66 países en donde se ha implementado, entre los que se encuentran España, Reino Unido, Francia, Brasil y Argentina, entre otros.

Para rematar la compañía también aseguró que colocará en su lata de 235 mililitros la frase “Una Coca-Cola para mí”, que estarán disponibles en algunas ciudades del país como Ciudad Cuauhtémoc, Campeche, Cancún, Chetumal, Cuautla, Los Mochis, Pacabtun, Pachuca, Tijuana y Tepic.

Una campaña que, a partir del sacrificio de quitar el nombre de la marca, ha generado un gran número de ventas, ya que la gente considera atractivo encontrar su nombre en estos icónicos empaques de la cultura popular.