La creatividad, la redacción, el diseño. La mayoría de los cursos y talleres son para incrementar esas habilidades de los publicistas. Sin embargo, esas actividades sólo son para el proceso creativo, es decir, una vez que se tienen clientes. Pero ¿quién consigue clientes? ¿cómo tratarlos? ¿cómo hacer una buena presentación?

Por ello, alguien se preocupa por los ejecutivos de cuentas. Un curso pensado en ellos, pues quizás estén bien instruidos en los procesos internos, pero también necesitan conocimientos de comunicación y relaciones públicas.

 

negociando ideas