La violencia es uno de los problemas más importantes por los que pasa el mundo en la actualidad. Es problema es tan grave que cada vez se crean más términos y se buscan mayores y mejores maneras de erradicar –o cuando menos disminuir­– el problema. En especial, cuando este tiene que ver con los niños.

El hecho de no estar presenciando constantemente la situación, no implica que ésta no exista. Muchas veces no somos empáticos con el problema, precisamente por lo mismo. Pero, si tan sólo entendiéramos que los problemas se presentan aun sin nosotros darnos cuenta en la mayoría de los casos, seguramente tendríamos una mayor disposición para ayudar.

En esta nueva campaña de la UNICEF, se propone generar consciencia en toda esa gente que no quiere entender que la situación está presente, que no quiere darse cuenta de ella, que no la quiere ver. “Just because you can’t see violence against children, doesn’t mean that isn’t there. Make the invisible visible. Help us make violence against children disappear” (“El que no puedas ver la violencia infantil, no significa que no exista. Haz de lo invisible visible. Ayúdanos a hacer que la violencia infantil desaparezca”), esas son las palabras de Liam Neeson, actor de cine, embajador de la UNICEF, para expresar lo que el problema representa.

Una campaña dura, que expresa con mucha claridad lo que el problema representa. Una buena manera para generar consciencia en la gente.