El atentado terrorista del que fue víctima la ciudad de Boston el pasado 15 de abril, ha sido uno de los hechos sociales más trascendentes del año. Para el mundo en general, pero sobre todo para quienes lo vivieron en carne propia, ha dejado una gran impotencia. Una tragedia más que demuestra que inadaptados dispuestos a dañar a gente inocente, jamás dejarán de existir.

Sin ahondar más en la tragedia, por todos conocida, Rolling Stone ha dejado en claro que en cuestiones de sensibilidad anda muy escaso. Y es que siendo el mundo de la música tan vasto y tan versátil, decidió darle portada (para el mes de agosto) a Dzhokhar Tsarnaev. ¿Quién? El único acusado vivo de aquel atentado.

sxd
Sin el afán de tomar una postura moralista, es claro que el ánimo de la revista por generar controversia –y lucro– fue mayor a la prudencia para saber que es un tema muy difícil de tocar para la sociedad estadounidense y, por ende, reprochable de enaltecer.
Willie Nelson pertenece al mundo de la música, asimismo Robin Thicke y Jay-Z. Pero no, la marca optó por “The Bomber” (como lo nombraron) y el rechazo no se ha dejado de manifestar por muchos flancos, especialmente redes sociales.
Aun sin ser una opción aceptable, pues debería ser la estética, la belleza –en primera instancia–, la prioridad de las marcas, generar polémica es algo extremadamente popular. Muchas marcas adoptan un estilo afín a ella para darse a conocer, para posicionarse, para que hablen de ellas –no necesariamente es efectiva para vender–. ¿Pero Rolling Stone? Simplemente es la revista de música más popular del mundo. E incluso, cuando la ha generado, por ejemplo, con la emblemática portada de Lennon y Ono en 1981 o la de Janet Jackson en 2004, se ha mantenido “musical”.
Por lo pronto, la reputación de la revista parece que se ha tambaleado. Pero, sólo se verá cuán perjudicial es para ella este hecho, con la respuesta al momento de su exhibición. Cosa que no será tan sencilla, pues ya ha habido puntos de venta que se han manifestado en contra y, en consecuencia, no la venderán.

 

 

fsf dddf