Los embarazos prematuros son un gran problema social presente en muchísimos países del mundo. Se calcula que, anualmente, son más de 13 millones de embarazos entre mujeres que no rebasan los 20 años de edad.

Y más allá del gran problema que eso representa en sí, el mayor problema, en realidad, es la tasa de mortalidad generada por esos embarazos. Pues, muchas veces, al no estar desarrollado completamente el cuerpo de la adolescente, su embarazo termina complicándose al grado de poder hacerla hasta perecer.

Consciente de ello, el Departamento de Salud Pública de Chicago (Chicago Department of Public Health) ha sacado una interesante campaña para promover su página de internet, la cual invita a la prevención de embarazos prematuros por medio de información sexual y prácticos consejos relativos al mismo tema.

Dicha campaña tiene como nombre “¿Inesperado? La mayoría de los embarazos en adolescentes lo son” (Unexpected? Most teen pregnancies are) y en ella se muestran imágenes de jóvenes -hombres-embarazados.

Como campaña es polémica, pero está cumpliendo con su cometido, pues la gente se alerta del problema y puede acudir a la página web anunciada (beyoubehealthy.org) para ver de qué se trata este asunto e informarse.