Penélope, parece, desde la Antigüedad anda causando estragos. El amor, ¿qué es el amor? ¿Es un sentimiento? ¿Una mera emoción pasajera? En esta historia de `24Casetas´ el protagonista nos dice qué es el amor: es “creer que un cielo en un infierno cabe”, como dijo un poeta español.

¿Por qué arriesgar la vida? “Para demostrarte que por tu hija soy capaz de cualquier cosa”, dice el protagonista. Bueno, tal expresión nos recuerda que los amantes de las marcas son capaces de todo por obtenerlas, por consentirlas, por cuidarlas. El guionista de la historia usó de manera magnífica la técnica clásica para contar historias: presentar a A, presentar a B, explicar la relación entre ambas partes y llegar al clímax mediante la acción.

El guionista primero echó mano del “nudo moral”. ¿Cómo? Inventado un amor. El protagonista ama y odia, se aventura, empuña una pistola, improvisa, y todo para encontrar a Penélope, que supuestamente está en manos de su padre, prepotente ricachón que piensa más en el dinero que en el bienestar humano.

Luego, el guionista usa el “nudo social”, creando un conflicto de intereses entre el amador y el padre de la amada, Penélope. El protagonista sabe cómo son los negocios sucios del padre de Penélope, y con tales saberes busca lograr su objetivo. ¡Erótica extorsión! De pronto, como patrullando, aparece un automóvil Volkswagen, que hace sentir su potencia a través del sonido de su motor.

Uno apunta (A), otro es apuntado (B), y otro más (ayudante de A), vemos, se muestra vacilante ante la situación, y recibe una llamada, y su conducta varonil se desvanece. ¿Qué pasará? ¿Cómo te gustaría que fuese el desenlace de la historia?

&size=2&thumb=1