El cigarro es uno de los productos que más daños a la salud causan. A pesar de haberse implementado varias estrategias para que los fumadores disminuyan su consumo y evitar nuevos fumadores, los resultados son mínimos: imágenes desagradables, leyendas que recuerdan el cáncer y varias campañas han sido en vano.

Sin embargo, la lucha sigue. En Brasil la agencia de publicidad Staff Brasil ideó una activación para tratar de impactar a las personas. Lo que hicieron fue repartir en un centro comercial papelitos como pruebas de perfume, a lo que la gente responde de manera automática: llevárselo a la nariz, esperando oler un buen aroma, pero al hacerlo se llevan una desagradable sorpresa.

En realidad los papeles están impregnados con el olor del cigarro, y una vez que se dan cuenta de ello, ven que el papel tiene los colores del mismo. El mensaje que los flyers contienen es “¿Este es el olor que quieres que la gente recuerde de ti?” “Cuando tú fumas este es el olor que desprendes. ¿No es este el momento para dejar de fumar?”

En realidad los resultados no se pueden medir, pero lo que se logró fue que varios medios de comunicación publicaran esta iniciativa, llevando la acción BTL a los medios tradicionales de comunicación para una mayor cobertura.