La nueva campaña de Bacardí hace que nos identifiquemos con ella.

¿Cuántos de nosotros tenemos un amigo tan efectivo que con una mirada conquista a medio antro?

Pues esa es la historia de Santi. Su mayor problema es que no puede concentrarse en un solo objetivo y siempre busca renovarse, como los mercadólogos, como los artistas, como todo ser con talento que quiere ir por más, ser más.

Una noche como cualquier otra, Santi logra captar la atención de una chica que le habla de sexo seguro y de mil cosas “aburridas”, pero él ha decidido darle una oportunidad, dejarla ser, dejar que su inconsciente suba a la consciencia. Sí, oír es una ciencia, es la raíz de la persuasión.

Al avanzar un poco la noche, Santi queda flechado por una atractiva mesera que roba el 100% de su atención y su instinto no le permite detenerse.

La atractiva mesera cae en las redes de nuestro protagonista y en el momento que se va al baño, Santi ataca, la sigue, le da un beso y lo demás, es privado…

Estamos a punto de empezar la Semana Santa y lo más adecuado es ponernos a tono con Bacardi y seguir las enseñanzas del buen Santi.