En América Latina aún no se tiene un referente claro de lo que es un microstock, llegándose a confundir con los bancos de imágenes tradicionales. Lo que un microstock ofrece son imágenes y recursos visuales de varios bancos de imágenes a través de plataformas a precios competitivos.

La principal diferencia entre estas plataformas y los bancos tradicionales es que en las primeras dan oportunidad a que talentos jóvenes y amateur se den a conocer; además, las transacciones son completamente vía internet.

Fotolia es el primer banco de microstock en América Latina y ha llegado a México con contenido local de artistas y fotógrafos locales listos para que publicistas y diseñadores entreguen trabajos de calidad y a precios bajos, pues sabe que las necesidades de las empresas son buenos precios y materiales competitivos sin problemas de piratería.

Esta es una excelente oportunidad para dar a conocer talento local y brindar a diseñadores varias opciones, en imágenes lo cual agradecerán los clientes. Además, los materiales son libres de derechos, esto es, que no hay restricciones para el manejo de contenidos, sin límite de tiempo, sin restricciones geográficas y sin límite de reproducciones.