El trabajo en equipo es primordial en este mundo de la publicidad y de la mercadotecnia, por lo que es necesario contar con un líder que verdaderamente sepa guiar un grupo. En ocasiones nos topamos con falsos líderes que creen que su trabajo consiste en mandar; en seguida enlistamos las características de un verdadero líder:

• Sabe mantener la calma. El líder debe tener la capacidad de enfrentar situaciones con los pies en la tierra y la cabeza fría, ya que si se altera, lo más probable es que el grupo no sepa hacia dónde ir. Es muy importante que predomine la razón sobre la impulsividad.

• Reconoce talentos. Un buen líder tiene la capacidad de encontrar aquello en lo que es bueno cada integrante del equipo, optimizando las funciones y la productividad.

• Escucha y después actúa. Para tomar una decisión siempre debe indagar el contexto y averiguar lo más que se pueda. Además, sabe obtener información con la capacidad de análisis.

• Es optimista. Sabe ver lo positivo de las situaciones y tiene la fuerza para jalar al equipo hacia un objetivo. Convence y alienta a aquellos elementos caídos que no son tan positivos.

• Es atrevido. Reconoce los momentos en lo que hay que tomar algunos riesgos y sabe cuándo detenerse. Esto es muy importante para el desarrollo y aprendizaje del equipo, de lo contrario se puede estancar.

• Humildad. Un buen líder sabe que todo el equipo es importante, por lo que trata a todos por igual. El carisma y la accesibilidad son las características que más se buscan en un líder, pues al tener éxito muchos de ellos se pierden en el firmamento de su orgullo.