Rumores corrían sobre los supuestos rastreos que Facebook hace de sus usuarios que alcanzan los 800 millones de usuarios en el mundo. Ahora, la red social confirma que lo hace y hasta revela el proceso.

Resulta que Facebook rastrea el historial de los usuarios por medio de un par de cookies. La función de una de estas cookies es captar los hábitos de navegación del usuario y hasta ideologías políticas, religiosas y sexuales.

La otra cookie se encarga de recopilar información de personas que vistan perfiles aún sin abrir la cuenta. El sistema automáticamente rastrea los datos de la computadora y el lugar del acceso para crear un historial de visitas sin abrir la cuenta de Facebook.

Esta información la dio a conocer Byron Acohido, un periodista estadounidense que ha entrevistado a varios directivos de Facebook, llegando a la anterior conclusión.

Así que, con cada movimiento que se hace en Facebook, la compañía recopila la información de los “me gusta” que das, a qué los das, junto con los datos que ingresas a tu perfil como lugar de nacimiento, preferencias sexuales, creencias religiosas y hasta la familia. Esto l vincula con la información que das de correo electrónico, usuario, amigos y fotos.

Todo esto se supone que está claro en el Acuerdo de Privacidad de Facebook, pero nadie lo lee, La pregunta es ¿para qué usarán toda la información de los usuarios? Cada quien concluya.