Steve Jobs no se preocupaba por los enemigos de Apple. Sólo los ignoraba y continuaba su camino, lo que le daba cierto estatus a la marca. Sin embargo, con la llegada de Tim Cook, parece que las opiniones del público si influyen en las acciones de Apple.

Esto es lo que deja ver la retirada de spots en televisión que se habían lanzado un par de semanas antes. Y es que, en cuanto salieron al aire, las críticas se hicieron escuchar. La publicidad realizada por TBWA muestra actitudes discriminatorias a quienes usan la PC, aspecto que Jobs nunca trató de representar, pues para él el producto era el discriminado.

Ante estas reacciones, Apple comentó que los anuncios los retiró pronto porque esa era el timing propuesto, y no tenía relación con las críticas. Esta declaración es sospechosa porque incluso, la misma agencia ha negado declaraciones sobre el contenido y el tiempo que se mantuvieron al aire los spots.

Tal vez sí sea  que Cook está escuchando al público pues ha obtenido mayor valoración que Jobs, por parte de los empleados. De ser así, Apple tendría que evaluar qué es lo que conviene más, hacer caso de las críticas o mantener el estilo de Steve Jobs.