¿Cómo es posible convertirse en un excelente copywriter? Regularmente, las agencias de publicidad dividen sus tareas relacionadas con los textos en tres grandes áreas.

La primera, es la redacción creativa (trainee: escribe cosas lindas, pero inútiles en la calle).

La segunda, es la creación de contenidos (junior: escribe cosas lindas y útiles, pero no se mete en los detalles o no se preocupa por los efectos fonológicos del texto).

Y la tercera, es la corrección de estilo (senior: escribe cosas lindas, útiles y se mortifica durante dos o tres horas porque no sabe si una coma le quitará o le dará dinamismo al texto).

Para ser un redactor publicitario, o mejor dicho, un excelente usuario de la palabra escrita, el primer paso es aprender a hablar bien. Un anuncio, es la extensión de la voz de la marca. Si no hay elocuencia, no hay coherencia al escribir.

Escribir mucho, ayuda. Pero ayuda más el hablar mucho sobre algún tema. Hablar es pensar en voz alta y todo pensamiento enaltecido, provoca que caiga el eslogan al oído. Daremos diez consejos para ser un buen redactor. Eso sí, no crean que estos consejos son un manual. Los únicos manuales útiles, son los literarios. Pero tales manuales, provocan que el redactor publicitario, empiece a confundir el texto comercial con el texto literario. Para evitar esta confusión, recomendamos leer autores norteamericanos.

1- Nunca olvides que la publicidad, es para vender. Y lo que vendes, son ideas.

2- No pienses demasiado. La publicidad se esgrime sobre el habla popular, que es flujo.

3- Escribe párrafos y de los párrafos extrae tus eslogans, tus guiones o tus reportajes.

4- No indiques, ordena. No preguntes, dicta. No expliques y propón.

5- Lee tus textos en voz alta. En publicidad, importa más lo que se escucha (de boca en boca).

6- Usa más verbos que sustantivos.

7- Usa palabras cortas, contracciones, modismos (“situación” en vez de “circunstancia” o “refri” en vez de refrigerador).

8- Incluye lenguaje técnico para darle actualidad al texto.

9- Telegrafía en vez de escribir (Wheeler).

10- Aprende la diferencia entre las palabras fricativas, africadas y oclusivas.

¡A escribir!