Lamborghini, un nombre que al escucharlo es sinónimo de poderío. Un poderío, que ahora no sólo se manifiesta en la conducción del vehículo, el sonido juega un papel elemental, al despertar un sentimiento en el ser humano. Ahora, las imágenes hablan por sí solas, eso es la muestra del trabajo realizado para esta camapaña. La comunicación no sólo es verbal, si no visual. Es por tal motivo que se ha realizado un trabajo en conjunto, iniciando con la marca, la agencia Philipp und Keuntje, que desde 1999 lleva la cuenta y  juntos han ganado el Grand Prix en el Red Dot Advertising Award 2010 y el Diseñador Gráfico Herr Müller.

Lamborghini, en conjunto, ha lanzado su  nueva campaña, bajo el lema “The truth hurts” o “La verdad duele”. El poderoso vehículo ahora tiene como objetivo comunicar su fortaleza. Bajo la cita “It’s not a car. It’s a weapon. Sounds like a gunshot and feels like one too.”

Enfatizando en la nueva tendencia de no tener el objeto como tal, si no relacionarlo con un objeto alterno para reforzar la idea de comunicación. Es así como se ha manejado el nuevo concepto.

El trabajo realizado se muestra en los siguientes gráficos.